Menú Buscar
Tres sanitarios en el acceso al Hospital Arnau de Vilanova de Lleida / EFE

Los médicos estallan contra el "descontrol" del Govern en Lleida

Los facultativos alertan de falta de recursos humanos, improvisación de la Generalitat y agotamiento de las plantillas

3 min

Los médicos catalanes dicen basta. Seis días después de que el Govern decretara el aislamiento de la comarca del Segrià, donde se encuentra Lleida, capital de provincia, los facultativos estallan contra la gestión del rebrote de coronavirus en esta zona que está haciendo la Generalitat de Cataluña.

En un duro comunicado, Metges de Catalunya, sindicato mayoritario entre los galenos, advierte de "exceso de confianza" del Ejecutivo autonómico de Quim Torra ante la cadena de nuevos contagios en esta zona. Hay más. La parte social detecta "falta de recursos humanos" en el sistema sanitario público, una carencia que se añadiría a unas plantillas "mal dimensionadas" desde hace años. Es por ello que piden un "refuerzo urgente" de personal antes de que se "debilite la capacidad de respuesta" del sistema.

"Descontrol" y "exceso de confianza"

El sindicato que dirige el nefrólogo Josep Maria Puig critica que los profesionales estén conteniendo el rebrote de Lleida "bajo unas condiciones de estrés muy elevadas, sin unas directrices claras por parte de las direcciones y con una sensación de descontrol muy grande".

Esta situación es producto, en parte, del "exceso de confianza" del que han pecado las autoridades sanitarias autonómicas. Estas, según la agrupación, también mostraron "falta de anticipación" ante un previsible aumento de los casos de Covid-19 al decaer el estado de alarma y entrar España en la nueva normalidad.

Medidas urgentes

Llegados a este punto, Metges, que es mayoritario en las categorías laborales de médicos, mientras que CCOO y UGT lo son en el global del Instituto Catalán de Sanidad (ICS), plantea una batería de medidas para afrontar la crisis sanitaria de la capital provincial, además de pedir más manos. Una primera decisión apremiante es "aplazar toda la actividad asistencial no urgente, tanto en el ámbito hospitalario como en la atención primaria".

En paralelo, la parte social conmina a mejorar las coberturas de los profesionales, "que no se tuvieron en cuenta". Tampoco menor es la "falta de rastreadores" del sistema de seguimiento del Covid-19. "El sistema de vigilancia epidemiológica está sobrepasado", subraya Metges. No hay rastreadores para trazar contactos de positivos, epidemiólogos para seguir la pandemia ni "estructuras suficientes". Concluye la misma fuente que la situación en Lleida es "crítica" y que se podría "repetir en cualquier punto de Cataluña".