Menú Buscar
Temporeros duermen en las calles de Lleida / @SOMVEINS

Lleida pide ahora ayuda al Govern para alojar a los temporeros que duermen en la calle

El alcalde también solicita al Gobierno la regularización de las personas migrantes que trabajan en la campaña de la fruta

3 min

Centenares de trabajadores del campo siguen durmiendo en las calles de Lleida. Una situación que se repite cada año, pero que este se ha visto agravada por la emergencia sanitaria. Ahora, el alcalde, Miquel Pueyo (ERC) ha reclamado al Govern colaboración para dar atención digna a los temporeros. También ha recurrido al Ejecutivo central para pedir la regularización de los migrantes

El republicano, que ha mandado sendas cartas a los delegados de Generalitat y Gobierno central en la ciudad, reclama a ambas administraciones que se impliquen en la recuperación del buen nombre del sector agrícola y de la reputación de las comarcas de Lleida en general. 

Campaña de la fruta

La propuesta de remitir una petición de ayuda al Estado para la campaña de la fruta, centrada en plantear la regularización de las personas migradas, surgió del alcalde, que así lo propuso a todos los grupos municipales en la última comisión para las políticas de gestión de la seguridad y civismo.

La iniciativa recibió el apoyo de los tres grupos que conforman el gobierno municipal --ERC, JxCat y Comú de Lleida--, mientras que el PSC pidió para sumarse que se enviara también una segunda carta a la Generalitat para pedirle que asumiera también sus responsabilidades en la gestión de la campaña agraria en Lleida.

Cs y PP rechazan la propuesta

Esta enmienda del PSC ha sido aceptada, por lo que las dos cartas, que comparten un planteamiento general conjunto, cuentan con la firma del alcalde y de los portavoces de los grupos de ERC, PSC, JxCat y el Común de Lleida mientras los grupos de Ciudadanos y PP declinaron sumarse a la propuesta.

Temporeros en las calles de Lleida / FRUITA AMB JUSTÍCIA SOCIAL
Temporeros en las calles de Lleida / FRUITA AMB JUSTÍCIA SOCIAL

El documento, señala el Ayuntamiento "reclama esta ayuda y colaboración de las administraciones, ante la situación en la que se encuentra la ciudad de Lleida, como capital de la fruta dulce, cada verano con la llegada de miles de personas que se desplazan para trabajar en el campo".

Atención social básica

"A pesar de que el Ayuntamiento puso en marcha un dispositivo de atención social básica, acogida de emergencia y seguimiento laboral, la ciudad se encuentra año tras año debiendo de acoger personas que llegan a Lleida sin la documentación necesaria para poder trabajar y sin recursos, abocados a la pobreza", agrega el consistorio.

Un argumento que rechazan entidades como Fruita amb Justicia Social que denuncia que cada temporada se produce la misma situación, y que los trabajadores, muchos con su situación regularizada, se ven abocados a dormir en la calle pese a que el convenio agrario obliga a la patronal a dotarles de alojamiento.