Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Pujol Ferrusola, en una imagen de archivo

Jordi Pujol Ferrusola desvincula a su padre de sus negocios y defiende su pulcritud

El hijo mayor de la familia señala que la acusación ha fallado al probar las presuntas irregularidades “tras siete años de profusa, exhaustiva y hasta extenuante investigación”

7 min

Jordi Pujol Ferrusola defenderá ante la Audiencia Nacional la pulcritud de los negocios ejecutados entre 1980 y 2003 y desvincula a su padre de los mismos. Así lo indica su defensa, coordinada entre los famosos penalistas Cristóbal Martell y Albert Carrillo, en el escrito de conclusiones que le ha sido remitido al Juzgado Central de Instrucción número cinco, el paso previo a la apertura del juicio oral contra la familia Pujol.

Indica que “tras siete años de profusa, exhaustiva y hasta extenuante investigación, con aparatoso despliegue de abrumadores medios policiales”, la acusación solo ha conseguido “singularizar diez expedientes administrativos en los que, sin embargo, no se ha evidenciado torcimiento del derecho, ni en su trámite ni en su resolución”, señala el escrito al que ha tenido acceso Crónica Global.

Desvinculación de la familia

Es más, remarca que los instructores han fallado al intentar determinar una presunta “intervención directa o indirecta del President de la Generalitat de Catalunya ejerciendo influjo por prevalimiento o de D. Jordi Pujol Ferrusola terciando o induciendo la resolución en determinada dirección y beneficio propio o de tercero por él auspiciado”.

“Tampoco se ha evidenciado ni una sola conducta de esa naturaleza de inducción o influjo del resto de hermanos de la familia, Marta, Josep, Pere, Oleguer y Mireia Pujol Ferrusola”, remacha.

Pruebas a favor de Pujol Ferrusola

La defensa argumenta que existe documentación y pruebas evidentes para demostrar la “existencia de resoluciones administrativas incuestionadas e incuestionables en su adecuación a derecho, dictadas por órganos resolventes en pleno y libre ejercicio de sus facultades y atribuciones decisorias e informados por técnicos y proponentes desde la radical libertad de criterios, sin que conste presión, incitación o sugerencia, por liviana que sea”.

En este sentido, afirma que negocios cuya pulcritud ha sido cuestionada “causa perplejidad observar que, en un buen número de casos, los resolventes pertenecen a equipos de gobierno del PSC o ICV”. Es decir, nada tienen que ver con el partido de Jordi Pujol Soley ni con sus allegados.

La ‘deixa’ del abuelo Florenci

Pujol Ferrusola sí reconoce la existencia del depósito de Andorra de su abuelo Florenci, la deixa que motivó la famosa carta de su padre en que confesaba la evasión fiscal de su familia durante años. Con todo, su defensa argumenta que la liquidación final de la misma se queda lejos de las cifras milmillonarias que se han llegado a publicar durante la larga instrucción del caso Pujol. Detalla que el reparto final “a favor de los ocho destinatarios (hermanos y madre, excluido D. Jordi Pujol Soley)” fue de “126.000.000 pesetas para cada uno”.

El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola, en una imagen de archivo / EUROPA PRESS
El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola, en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

Afirma que, más allá de la deixa, “nunca ha desplegado conductas simulatorias para aparentar origen distinto” y que “no ha recibido nunca ingresos vinculados a la Administración Pública y su actividad de contratación y adjudicación de licitaciones, o vinculada a cualquiera resoluciones administrativas”. Ya sea en la etapa en la que la familia tenía cuentas en Andbank, la primera entidad a la que acudió el abuelo Florenci, o BPA, donde los hermanos movieron sus cuentas en 2014.

Origen del ‘caso Pujol’

Fue el pantallazo de esta operación la que se filtró a los medios y dio origen al caso Pujol, ya que el expresidente catalán publicó una misiva en que reconocía que su familia había operado al margen de la legalidad con esos fondos.

La defensa insiste en que “no constan, ni la acusación ha identificado, un solo supuesto en que Jordi Pujol Ferrusola realizara de modo directo o indirecto una actividad en el entorno administrativo ante autoridades resolventes o funcionarios informantes en expedientes de contratación pública a fin de sugerir, invitar, desplegar influjo con o sin prevalimiento o incitar a la resolución de un determinado expediente a favor de los intereses de los clientes de las compañías en las que participa y administra”. Es decir, Iniciatives Marketing Invesrions SA, Project Marketing CAT SL y Active Translation SL.

Operaciones bajo la lupa judicial

Habla (y hablará durante el juicio oral) de los negocios realizados con la operación inmobiliaria de Diagonal Mar; instalar los vertederos de Tivissa y Vacamorta; la instalación de un parque de almacenamiento de productos petrolíferos en la explanada de hidrocarburos del Puerto de Tarragona; la compraventa de Promopalamós; la presunta vinculación con Grand Tibidabo; los contratos recibidos de la administración para Cat Helicopters; o la promoción de Plaza Europa en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), entre otras.

En cuanto a las declaraciones de testigos, la lista de la defensa de Jordi Pujol Ferrusola incluye a políticos y expolíticos, lo más granado de la banca andorrana y grandes directivos de empresas catalanas. Deberán pasar ante la Audiencia Nacional, entre otros, el hermano del exconsejero catalán Felip Puig, Jordi Puig Godés; Javier Suqué Mateu, de Grup Peralada; Carlos Tusquets Trias de Bes, presidente de Trea Capital y Banco Mediolanu; los banqueros del Principado Óscar Ribas Reig y Manel Cerqueda Donadeu; el exconsejero delegado de BPA, Joan Pau Miquel, y el exaccionista mayoritario del banco, Higini Cierco.

Declaraciones de expolíticos

En lo político, destacan el exconsejero de Territorio con ICV y actual director del área de Presidencia del AMB, Salvador Milà; el exconsejero de Territorio con CiU y actual diputado del PSC, Ramon Espadaler; el exconsejero de Política Territorial del PSC, Joaquim Nadal; el exconsejero del Interior y presidente del Servei Català de Trànsit con ICV, Joan Saura; o el exalcalde de Hospitalet de Llobregat, exministro de Industria con el PSC y actual concejal del Ayuntamiento de Barcelona con Ciudadanos, Celestino Corbacho.