Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona / EP

Inspección de Trabajo aflora fallos en la sala de coordinación de Barcelona

La autoridad laboral detecta deficiencias en el sótano donde se coordinan Mossos, Guardia Urbana, Bomberos y SEM tras una denuncia de CSIF

4 min

La Inspección de Trabajo ha detectado fallos en la Sala Conjunta de Comandament (SCC) de Barcelona. La autoridad laboral ha aflorado deficiencias en el polémico sótano donde se coordinan Mossos d'Esquadra, Guardia Urbana, Bomberos y SEM. 

Ha ocurrido a instancias de una denuncia del sindicato CSIF, que apuntó a condiciones laborales mejorables en la SCC, un polémico centro de mando situado en la calle Lleida de la Ciudad Condal y que está en la diana por los numerosos casos de cáncer que han sufrido agentes y bomberos que han trabajado en la instalación. 

Fontanería, pausas, ruido

¿Qué pide la autoridad laboral? A los gestores de la SCC que garanticen "adecuado estado de los equipos de trabajo" y, más concretamente, de los equipos de comunicación y pantallas de datos; el "buen mantenimiento" de la instalación de fontanería y desagües para "evitar colapsos" y que se establezca un "mecanismo de pausas correspondientes" de los empleados que utilizan los equipos antes citados. 

Asimismo, Inspección apremia a evaluar el "nivel ambiental de ruido", planificando las "medidas preventivas adecuadas". Requiere también el mismo ente que se tomen "medidas correctoras adecuadas para subsanar las deficiencias en la calidad del aire" y que se garanticen los "valores de temperatura y humedad", calibrando el aparato de control que los fija. 

CSIF: "Perjuicio a los trabajadores"

Desde CSIF, sindicato denunciante, destacan que Inspección de Trabajo insta a las Administraciones a que "se subsanen las anomalías que crean un grave perjuicio para la salud de los trabajadores". 

La plataforma hace hincapié en que la autoridad laboral da la razón a la parte social con respecto "al lamentable estado de las instalaciones policiales de emergencias". "En este centro de gestión prestan servicios la Guardia Urbana, Mossos d’Esquadra, Bomberos y SEM de manera conjunta y se coordinan los servicios de los cuerpos de emergencia de la ciudad, las 24 horas del día, durante los 365 días del año", recuerda CSIF. El sindicato recalca que la ubicación era "provisional". 

Casos de cáncer

El revés de Inspección a la sala de coordinación en Barcelona tiene lugar después de que los sindicatos de las policías y cuerpos de emergencias pidieran en 2016 trasladar al personal a otro edificio. La parte social advirtió aquel año de "deficiencias" que "afectaban la salud de los trabajadores". 

Entre lo más preocupante denunciado eran los casos de cáncer que se habían detectado a trabajadores de esta instalación. En 16 años eran 15 episodios, un 400% más que otros equipamientos del mismo tipo en Cataluña.