Menú Buscar
Batas, trajes y mascarillas utilizadas en un hospital público catalán / TWITTER

Los grandes hospitales catalanes se quedan sin mascarillas y trajes

Los sindicatos dirigen una queja oficial a la Generalitat ante la falta de material para tratar a los pacientes contagiados por Covid-19

3 min

Los grandes hospitales catalanes se están empezando a quedar sin mascarillas y trajes de protección en su lucha contra el coronavirus. CCOO está elaborando un recuento oficial de escasez de material tras recibir quejas de complejos sanitarios como Vall d'Hebron Barcelona Campus Hospital --el mayor de Cataluña-- o el Hospital Josep Trueta de Girona, que tratan casos de Covid-19.

En conversación con este medio, una portavoz ha confirmado que "hay muchos problemas con el material. Y hace dos meses que venimos avisando". Es por ello que esta agrupación está recontando todo lo que falta en los ocho grandes hospitales del Instituto Catalán de Sanidad (ICS) y residencias de personas mayores. Tras ello, reenviará el dosier al Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut) para que la gran aseguradora pública catalana realice compras y distribuciones urgentes.

"Nos las pasamos entre nosotros"

La carencia de material profiláctico en las grandes ciudades sanitarias que concentran el combate contra la neumonía de Wuhan (China) está generando situaciones kafkianas. "Tenemos que pasarnos las mascarillas entre nosotros para visitar a enfermos que han dado positivo. Hay compañeros que se las guardan en el bolsillo pese a que, en teoría, son elementos deshechables", explica un profesional del Hospital de Sant Pau i la Santa Creu de Barcelona.

El cabreo de los sanitarios catalanes se dirige al Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut), sí, pero también a parte de la ciudadanía irresponsable que, en los primeros compases del crecimiento de la epidemia "robó tapabocas y otro material necesario". El personal sanitario extiende su dedo acusador a los que "hicieron acopio de mascarillas" los primeros días, dejando a la industria sin capacidad de respuesta.

El Gobierno reacciona

Los problemas de acceso de material de protección de los trabajadores sanitarios fue uno de los asuntos que abordó ayer domingo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en su comparecencia conjunta con los otros titulares que conforman el puente de mando del estado de alarma contra el Covid-19 en España. Illa dio un plazo de 48 horas a las personas y empresas que dispongan de mascarillas y soluciones desinfectantes, entre otros, para que lo pongan en conocimiento de su Ministerio. Asimismo, emplazó a las empresas capaces de producir estos productos que también lo hagan saber.

En paralelo a ello, el material sanitario es uno de los ejes del pacto urgente de ayuda médica entre China y España, que acordaron ayer por videoconferencia Arancha González Laya, titular de Exteriores, y su homólogo chino, Wang Yi. La potencia económica se comprometió a enviar un lote de estos elementos necesarios para afrontar la pandemia, entre otras promesas.