Menú Buscar
Una imagen ilustrativa de la pobreza energética en los hogares barcelona

Uno de cada cinco barceloneses vive bajo el umbral de la pobreza

Según la Encuesta Sociodemográfica de Barcelona (ESB), el 7,5% de las personas sufren privación material severa, un fenómeno que afecta al 25% de los residentes de Nou Barris

4 min

La Oficina Municipal de Datos del Ayuntamiento de Barcelona ha presentado los resultados definitivos de la primera Encuesta Sociodemográfica de Barcelona (ESB), de la cual se desprenden diversos datos interesantes sobre las condiciones de vida de los habitantes de la ciudad. En primer lugar, destaca que un 19,6% de los residentes de Barcelona viven por debajo del umbral de la pobreza, ya que disponen de una renta inferior al 60% de la mediana de ingresos anuales disponibles –que en la ciudad equivale a 11.520 euros netos–. Si se analiza al detalle esta escalofriante cifra, se puede comprobar que los más afectados dentro de este grupo son las familias con niños, los menores de 24 años y los mayores de 74.

El estudio también indica que el 7,5% de las personas sufren privación material severa, un fenómeno que afecta al 25% de los residentes en el distrito de Nou Barris, el barrio con la renta per cápita más baja de la ciudad.

Riesgo de pobreza

En el conjunto de la ciudad, las privaciones alimentarias registran un 3,9%, mientras que el 15% no pueden mantener su hogar a una temperatura adecuada y más de un 30% no pueden hacer frente a gastos imprevistos. La suma de indicadores muestra que el 24,4% de la población se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social.

La encuesta, prevista por el Plan de Estudios Sociológicos 2016-2019, y que se ha hecho en colaboración con el Área de Derechos Sociales, ha mostrado que el porcentaje de riesgo de pobreza o exclusión social es ligeramente superior en las mujeres (25,6%) que en los hombres (23,2%).

Población residente

El consistorio ha destacado que el estudio utiliza el formato encuesta para estimar con precisión el volumen, perfil sociodemográfico y las condiciones de vida de los hogares barceloneses y sus residentes, a diferencia del padrón, que es un registro administrativo basado en el domicilio.

Barcelona tenía, en el primer trimestre de 2017, un total de 727.256 viviendas –31.903 de las cuales están vacías o tiene otros usos–, y en toda la ciudad hay 1.682.318 personas residentes –89.862 de las cuales no están empadronadas–. Si a esta cifra se le suma las personas que están en los hospitales y en las residencias de ancianos se alcanzaría los 1,7 millones de habitantes.

Extranjeros y vivienda

La encuesta también ha permitido estudiar el fenómeno de los pisos multi-hogar, con dos o más núcleos que mantienen una separación de economías, y que supone el 2,9% del total, una situación que en Ciutat Vella se encuentra en el 7% de las viviendas y de un 5,7% en el Eixample.

Mientras que el estudio determina que en Barcelona viven 197.087 personas de nacionalidad extranjera, el padrón tiene registradas 288.675, una cuestión que hace pensar al consistorio que las encuestan infraestiman este colectivo –por una menor disponibilidad a contestar– o que el padrón las sobreestima –por la dificultad de detectar personas inscritas que ya no viven en la ciudad–.

Propiedad vs alquiler

En relación a la vivienda, el 57,6% de los hogares de Barcelona tienen la vivienda en propiedad, aunque el 60% aún paga hipoteca. Por otro lado, el 38,2% vive de alquiler, de los cuales más de un 70% tienen un contrato a plazo. En cuanto al coste, la media de la hipoteca se situa en los 672 euros al mes, mientras que el del alquiler es de unos 659 euros al mes, aunque en el caso del alquiler a plazos el precio medio alcanza los 744 euros mensuales.

Destacadas en Vida