Menú Buscar
Una foto del Hospital Universitari donde fue atendida la víctima

La Guardia Civil investiga una agresión sexual múltiple en Valencia

Los agentes encontraron a la mujer en plena calle en estado de shock y con sangre en la ropa, manos y cara

3 min

El Juzgado de Instrucción número 2 de Picassent, Valencia, ha abierto diligencias por una presunta violación múltiple a una mujer, de 35 años y nacionalidad española, ocurrida en el municipio de Ribera. La víctima fue encontrada el pasado martes por la mañana en una calle llorando y ensangrentada. 

Fue un vecino quien llamó a la policía para alertar de los hechos y explicó que la mujer parecía como "ida" y que "llevaba sangre en las manos y en la cara". Cuando los agentes se personaron en el lugar, la chica les pidió no pudo articular palabra sobre lo sucedido y pidió a los agentes que marchasen y la dejaran sola. Los efectivos policiales vieron que tenía una herida en la ceja y estaba cubierta de sangre, por lo que procedieron a su identificaciómn y la derivaron al Hospital General Universitario. 

Exploración médica 

La víctima, fue derivada a la unidad de psiquiatría del Hospital General de València por estar en tratamiento. Tras varias horas y más calmada, la víctima explicó a los especialistas del Hospital lo ocurrido. Según ella misma relató, cuatro hombres la forzaron sexualmente en un domicilio de la Ribera. La golpearon y se turnaron para mantener sexo con ella pese a su negativa. 

Con esta declaración, la Guardia Civil trata de identificar a los presuntos agresores, aunque de momento no se han producido detenciones. Con el relato de los hechos, la víctima fue explorada por un médico forense del Instituto de Medicina Legal que confirmó signos compatibles con una agresión grupal. 

La agresión se habría producido la noche del lunes al martes y horas después la víctima apareció en la calle en estado de shock y asustada. 

Registro del domicilio

Agentes del Emume realizaron una inspección ocular el miércoles en el domicilio donde presuntamente ocurrieron los hechos. Se desconoce si la mujer conocía a los agresores. Dada la poca colaboración de la mujer y su miedo a denunciar los hechos, los agentes han tenido que interrogar a vecinos y posibles testigos. El Juzgado de Instrucción número 15 de València, que abrió diligencias al estar de guardia el día que se destapó la violación, se ha inhibido en favor del Juzgado de Instrucción número 2 de Picassent.