Menú Buscar
Un médico en una sala de espera de un hospital del Govern con pacientes / FOTOMONTAJE DE CG

El Govern incentiva a los médicos a enviar menos pacientes al hospital

La Generalitat de Cataluña reduce la paga variable si los facultativos derivan enfermos al especialista; los sindicatos afean a Salud que "camufle las listas de espera"

30.06.2019 00:00 h.
6 min

¿Por qué el Govern incentiva a los médicos a no derivar pacientes al hospital? Lo denunció una cuenta crítica con el Instituto Catalán de Sanidad (ICS) en las redes y ha creado un agrio debate. El prestador público de servicios sanitarios asegura que la medida busca "fortalecer" los centros de atención primaria (CAP) o ambulatorios catalanes. Algunos sindicatos, que ello "camufla" las listas de espera de pruebas diagnósticas.

El aldabonazo de alerta lo dio el perfil crítico @ICStòries con un tuit publicado esta semana. "El ICS quiere que los médicos de familia envíen menos pacientes a los especialistas hospitalarios para reducir las listas de espera", alertó. Acompañó el usuario el mensaje con una foto de un documento que insta a los médicos a reducir las derivaciones de traumatología, reumatología y rehabilitación (aparato locomotor); dermatología, urología o oftalmología (OTF + Oftalmología) o otorrinolaringología. ¿Por qué?

"Capacidad resolutiva de la atención primaria"

Según una portavoz del ICS, estos incentivos --que son reales-- buscan "aumentar la capacidad resolutiva de la [atención] primaria". Este hito es "un objetivo de primera magnitud". Según la misma fuente, "se continuarán derivando al especialista aquellas personas que el criterio clínico de los profesionales así lo requiera".

Ha enfatizado el mayor prestador público catalán de servicios sanitarios (con ocho grandes hospitales y 283 equipos de atención primaria) que "las derivaciones de la primaria a la hospitalaria son la base del sistema. Las deciden los y las profesionales según su criterio médico. Es evidente que uno de los grandes objetivos de la planificación es aumentar la capacidad resolutiva de la primaria, objetivo ampliamente compartido con los primaristas. Esto es, todo aquello que pueda hacer la primaria no tiene sentido derivar, mientras que lo que sí sea necesario se deriva".

"Recortar las listas de espera"

Fuentes sindicales discrepan. "La ficha compartida es un Estándar de Calidad Asistencial (EQA), la herramienta de medida con la que se pagan los objetivos". ¿Qué busca? "Que el número de derivaciones a las especialidades este año sea igual o inferior a las esperadas (denominador)". Según la misma fuente, el objetivo subyacente del ICS es "matar dos pájaros de un tiro: pagar menos DPO (paga de productividad variable) y recortar las listas de espera. Ahorro total para el Goven".

Otros representantes de la parte social discrepan. "Esta ficha de DPO responde al acuerdo de condiciones laborales de los médicos de la sanidad pública. No creo que guarde relación con las listas de espera de pruebas diagnósticas". Las mismas fuentes recalcan que el problema de las demoras hospitalarias estriba sobre todo en el hecho de que un paciente no entra en la lista de espera hasta que el hospital recibe la derivación. "Si te envían al especialista para que haga una prueba, un traumatólogo por ejemplo, no figurarás como paciente en espera hasta que el hospital consigne que fuiste enviado allí por tu médico de cabecera", explican.

"Dos millones en un limbo"

Activistas en defensa de la sanidad pública que han preferido no aportar su nombre han dado más datos. "Hay en España dos millones de personas en esta situación, en un limbo estadístico. Las listas de espera de diagnóstico tienen un agujero negro clarísimo: el tiempo que pasas entre que tu ambulatorio te envía al hospital y este centro te llama", critican. ¿Cuánta gente podría haber en Cataluña en esta situación? "Es difícil de estimar, pero haz tus cálculos: si en España hay 600.000 personas en lista de espera y en Cataluña son cerca de 157.000, ¿cuántas estarán en el limbo de un total de 2 millones?".

Según las mismas fuentes, "la sanidad pública catalana ha tocado fondo, siendo la peor ya de toda España". Lo atribuyen a la "lentitud" a la hora de revertir los recortes presupuestarios acometidos por los anteriores gobiernos de la Generalitat, cuando la extinta CiU capitaneaba el Ejecutivo autonómico y el exconseller Boi Ruiz, el Departamento de Salud. "El sistema es un desastre. De ser referencia en España se ha hundido. Los objetivos de DPO que mencionas son ejemplo de ello: dicen fortalecer la atención primaria sin aumentar presupuesto para este nivel asistencial", han apostillado.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información