Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La tercera teniente de alcalde de Barcelona, Laia Bonet, durante su anuncio de sancionar webs que venden animales, como Milanuncios / EUROPA PRESS

Fuerte multa de Barcelona a Milanuncios por ofrecer anuncios "ilícitos" de venta de animales

Esta es la segunda vez en la que el consistorio impone sanciones al portal por el mismo motivo

3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha tramitado un expediente sancionador contra Milanuncios por mantener anuncios ‘ilícitos de venta de animales” en su web y a pesar de los requerimientos de la administración municipal para que los retirara o modificara. En total, el consistorio reclama 250.000 euros por esta infracción de la normativa municipal, que se suman a los 150.000 que ya abonó el portal en 2019 por el mismo tema.

Los hechos se remontan al mes de mayo, cuando el Ayuntamiento pidió a Milanuncios que suprimiera o rectificara todos los anuncios, 50 en total, de transacciones de animales que no cumplían con las ordenanzas municipales y la legislación autonómica en materia de protección animal. En relación a este tema, la tercera teniente de alcalde, Laia Bonet, ha afirmado que el Ayuntamiento “combatirá” las prácticas “ilícitas” con animales. En este sentido, se adoptarán “todos los instrumentos legales necesarios.

Maltrato animal con resultado de muerte

El consistorio barcelonés, en su línea de lucha contra el maltrato animal, ha celebrado que la Audiencia Provincial de Barcelona obligue a repetir el juicio por maltrato animal contra los responsables de la tienda de mascotas Puppies, en la que se encontraron cachorros enfermos y en mal estado. En primera instancia, el Juzgado Penal Número 5 absolvió a los acusados. En total, el Ayuntamiento de Barcelona realizó tres inspecciones a la tienda. En la primera, en mayo de 2014, se intervinieron siete cachorros de perro y gato, enfermos y en pésimas condiciones de salubridad, que comprometían su vida. Además, se comprobó que se había falsificado la edad que tenían, para que constara en la cartilla que eran más mayores y así los pudieran vender antes.

En una segunda inspección, en diciembre de 2014, los funcionarios se llevaron a otros 15 cachorros por la misma razón, aquejados de bronconeumonías, hongos e incluso coronavirus. Finalmente, en otra intervención en el mismo mes de diciembre, el Ayuntamiento intervino todos los animales de la tienda, en total, 83 cachorros. Lamentablemente, y a pesar de que fueron tratados de sus patologías, 11 murieron.