Menú Buscar
Imagen de una médico trabajando en un laboratorio / EFE

Fractura entre los médicos catalanes por la politización colegial

El independentista Josep Vilaplana, presidente del colegio de Girona, parte al colectivo con comunicados contra el 155 y por el Govern depuesto

4 min

Fractura entre los médicos catalanes por la politización colegial. El Consejo de Colegios (CCMC), que agrupa a los cuatro organismos profesionales de la región, orilló a Tarragona y Lleida para respaldar al Govern y rechazar la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

Lo hizo el pasado 25 de octubre por la iniciativa, según han indicado fuentes conocedoras, del presidente del Colegio de Médicos de Girona (COMG), Jordi Vilaplana.

El doctor, antiguo delegado de Metges de Catalunya en el Hospital Josep Trueta, pasó de las consideraciones de sus colegas de las dos regiones y lanzó un comunicado a favor de los "representantes elegidos democráticamente" y contra el "desprecio" de la intervención de la autonomía.

Quejas en Tarragona

El movimiento suscitó la oposición de más de mil médicos, que pidieron públicamente a los colegios ceñirse a los aspectos profesionales. El Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) aceptó la enmienda, se reunió con el colectivo y publicó una nota de los galenos disconformes [ver aquí].

Algo similar hizo el colegio de Tarragona, que se reunió con los facultativos descontentos el 3 de noviembre y les prometió neutralidad. No obstante, este ente no ha descolgado los comunicados contra la "violencia de los cuerpos y fuerzas de seguridad" durante el referéndum ilegal de secesión del pasado 1 de octubre y "por el diálogo" del 6 de octubre.

Tampoco se ha comprometido a rechazar el apoyo a los futuros pronunciamientos del CCMC si éstos tienen contenido político.

Estos dos puntos son los que reclamaron de nuevo el miércoles 8 de noviembre los casi 150 médicos de la provincia afiliados al movimiento proneutralidad, según ha podido saber este medio.

"No consta"

Preguntado por la cuestión, un portavoz del Colegio de Médicos de Tarragona (COMT) ha indicado que "no consta" la recepción de una segunda queja de colegiados tras la reunión de mediación del pasado 3 de noviembre.

Las peticiones, en cualquier caso, deben aprobarse en junta de gobierno, han indicado fuentes cercanas al organismo.

El doctor Vilaplana parte al colectivo

Fuentes cercanas al conflicto han subrayado que el origen del conflicto en los colegios de médicos catalanes tiene un origen: Girona. El presidente de su ente profesional provincial, el doctor Josep Vilaplana, es un independentista convencido y no siempre el mejor profesional para concitar consenso.

"En noviembre de 2016, el presidente ya defendió que el nuevo Josep Trueta se construyera junto al Instituto de Asistencia Sanitaria (IAS), en la vecina localidad de Salt. Ello sublevó a médicos de la zona, que le tocaron la cara".

Ahora, Vilaplana habría incendiado de nuevo al colectivo impulsando pronunciamientos contra la intervención de la autonomía y a favor del Govern depuesto en Cataluña desde el CCMC.

Cabe recordar que el facultativo, exanestesista en el Hospital Josep Trueta, asumió la presidencia del Consejo de Colegios en julio de 2016. El puesto es rotatorio entre los cuatro organismos. Su sustituto recogerá el testigo en julio del próximo año.