Menú Buscar
Carles Puigdemont aplaude a los mossos de la comisaria de Cambrils, quienes abatieron a cinco supuestos terroristas que acababan de arrollar a seis personas con un vehículo / EFE

Los dos expertos en inteligencia que han aplastado la célula yihadista catalana

Joan Carles Molinero y Manel Castellví personifican una nueva etapa en la investigación antiterrorista de la policía autonómica

3 min

Al comisario Joan Carles Molinero se le puede considerar el número dos del Cuerpo de Mossos d'Esquadra. Bajo su capa y dirección se sitúan unidades tan importantes como los servicios de información antiterrorista, los grupos contra el criminen organizado, los grupos especiales de intervención (GEI) y los Tedax.

Hace 27 años, resolvió el primer asesinato cuya investigación le fue ordenada a los Mossos por un juez. 

Líder de la brigada de información

Este hombre de sonrisa fácil y mano dura, dirigía en aquel momento la incipiente brigada de información del cuerpo de seguridad. Su principal tarea se centraba en la actividad de la ultraderecha, por entonces muy activa en Cataluña. De hecho, su primer crimen resuelto fue un asesinato racista y xenófobo perpetrado por unos neonazis.

Joan Carles Molinero, inspector de los Mossos d'Esquadra en una imagen de archivo / EP

Joan Carles Molinero, inspector de los Mossos d'Esquadra en una imagen de archivo / EP

A Molinero se le ha tachado de filoconvergente, pero lo cierto que es que ha sobrevivido a la presidencia de Jordi Pujol en la Generalitat, al tripartito, a Artur Mas y, de momento, al Gobierno independentista de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. Este último Ejecutivo es el que le ha puesto al frente de la joya de la corona del cuerpo: la investigación criminal.

Trapero, el ‘Major

El primer puesto en el cuerpo lo ocupa, el Major (Mayor) Josep Lluís Trapero. Un hombre empecinado en situar a los Mossos en la primera división internacional, tanto a efectos operativos como de imagen.

Molinero es su mejor baza y su mano derecha. El trabajo de la comisaria central de información en la investigación y desarticulación de la célula yihadista de Barcelona así lo demuestra.

La veteranía, un grado

Trapero se ha apoyado, a su vez, en otro histórico del cuerpo de seguridad al que también se vinculó con el nacionalismo catalán. Se trata de Manel Castellví, la mano derecha de Molinero y comisario jefe de los servicios centrales de información. A pesar de las críticas, su solvencia es reconcido incluso por sus detractores.

Manel Castellví en la imagen de los comisarios jefes de Mossos d'Esquadra con el segundo tripartito / FOTOMONTAJE DE CG

Manel Castellví en la imagen de los comisarios jefes de Mossos d'Esquadra con el segundo tripartito / FOTOMONTAJE DE CG

Tanto Molinero, como Castellví son veteranos policías forjados en las unidades de información. Hombres reservados y dialogantes, con buena mano sobre sus homólogos de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía.

Su trabajo enérgico es una referencia para los que piden que los Mossos también asuman íntegramente las competencias en materia terrorista. 

Destacadas en Vida