Menú Buscar

Disturbios durante la protesta animalista contra la muerte de un perro en Barcelona

Centenares de personas se concentraron el miércoles ante el Ayuntamiento de Barcelona para condenar la polémica muerte del perro abatido por un agente de la policía municipal

20.12.2018 11:45 h.
2 min

Unas 500 personas, según el Pacma, y unas 150 personas, según el consistorio, se concentraron ayer miércoles en la plaza Sant Jaume, ante el Ayuntamiento de Barcelona, para condenar la polémica muerte del perro abatido por un agente de la policía municipal.

Durante la protesta, algunos manifestantes lanzaron objetos contra las puertas del Ayuntamiento y tumbaron las vallas de seguridad. Debido a la violencia de los más exaltados, los agentes de la Guardia Urbana que custodian a diario la entrada del consistorio se vieron obligados a cerrar las puertas y refugiarse dentro del edificio. Acto seguido, algunos protestantes lanzaron las vallas contra el Ayuntamiento y continuaron con los disturbios pese a que Pacma había desconvocado la manifestación.

Revisión de los protocolos

El partido animalista convocó la marcha para exigir a la Guardia Urbana una investigación para esclarecer la muerte de Sota abatida por uno de sus agentes. Pacma considera "muy graves" estos hechos, y anuncia que no parará hasta que se depuren todas las responsabilidades, para lo que entrará propuestas en el registro del consistorio.

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aseguró que, una vez concluya la investigación sobre la muerte de un perro abatido por un urbano, se revisarán los protocolos de intervención con animales para buscar "margen de mejora", pero que el agente actuó en defensa propia.

Colau pide "prudencia"

"Según los testigos y las informaciones que tenemos hasta ahora, el agente actuó en defensa propia y temiendo por su integridad física. El agente está de baja y recuperándose de diversas heridas", afirmó a través de Twitter.

Colau lamentó la muerte del animal y entiende la ola de solidaridad, pero ha pedido "prudencia antes de hacer juicios y confianza en la investigación" abierta, remarcando que la ciudad quiere a los animales.