Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ramón Bacardí, director del metro de Barcelona / EP

El director del Metro cree que la T-Mobilitat no funcionará hasta 2022: "Está muy mal planificado"

El proyecto, que sustituirá los billetes de cartón por una tarjeta de plástico, ha tenido que ser retrasado en varias ocasiones

4 min

El director del Metro de Barcelona, Ramon Bacardí, ha señalado el proyecto de la T-Mobilitat está "muy mal planificado", por lo que, a su parecer, no estará operativo completamente hasta 2022. El Departamento de Territorio --encargado de gestionar la implantación de este título de transporte que integrará todos los servicios públicos de movilidad-- se ha negado a hacer declaraciones sobre el tema.

Bacardí ha destacado las dificultades para coordinar a operadores y administraciones y los problemas para ejecutarlo. “La T-Mobilitat es un proyecto de I+D muy osado y, bajo mi punto de vista, muy mal planificado”, explica en una entrevista en la web corporativa de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB). La realidad es que el lanzamiento de este nuevo título --una tarjeta de plástico que sustituirá a los billetes de cartón actuales-- ya se ha retrasado en varias ocasiones. 

Replanificación del proyecto 

El director del metro también ha confesado que, durante su etapa al frente del proyecto en la Autoritat del Transport Metropolità (ATM) entre el 2014 y el 2016, lo "primero" que hizo fue "replanificar" el proyecto de la T-Mobilitat. "Poner de acuerdo a más de 70 operadores y distintas administraciones no es fácil”, argumenta. Asimismo, Bacardí también lamenta que “las empresas tecnológicas adjudicatarias no han estado a la altura”, lo que está dificultando su puesta en marcha.

“Lo que nos encontramos es que la tecnología ha avanzado mucho más rápido que el proyecto y me temo que su puesta en servicio no acabe ofreciendo las mejores prestaciones”, sostiene Bacardí. No obstante, el directivo asegura que las instalaciones están preparadas para inaugurar el uso del nuevo sistema tarifario, tanto en lo que respecta a la red de metro como a la de autobús.

Habrá que esperar a 2022

Bacardí confía en que el próximo año “se empiecen a poner en servicio algunos títulos y funcionalidades", aunque los usuarios deberán esperar hasta el año 2022 para que "se termine de hacer todo el desarrollo en el área del actual servicio de las distintas coronas”. Estaba previsto que en abril de 2020 se pusiera en marcha un plan piloto para probar el nuevo título, pero finalmente éste no se llevó a cabo a causa de la explosión de la pandemia. A su vez, la intención del Govern era que la T-Mobilitat entrara en funcionamiento de manera generalizada en 2021. De momento, no se ha publicado ningún cronograma que sustituya al anterior, ya inservible. 

A principios de año, la ATM impuso una penalización de 14 millones de euros a la empresa concesionaria del proyecto, SocMobilitat, por los daños y perjuicios derivados de los retrasos acumulados. ATM considera que la compañía no ha realizado al inversión necesaria para acabar a tiempo el encargo. Cabe recordar que la adjudicación se realizó en 2014 y fue modificada en 2016, un cambio que costó a las arcas públicas 12 millones de euros.

Destacadas en Crónica Vida