Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de la Brigada Móvil de los Mossos en una imagen de archivo / EP

Desalojan un local ocupado por delincuentes reincidentes en Sants-Montjuïc

Los Mossos y la Guardia Urbana han activado un dispositivo de seguridad después de que cuatro personas intentaran volver a acceder al inmueble

2 min

Un local ubicado en el distrito de Sants-Montjuïc de Barcelona que habían ocupado delincuentes multirreincidentes con numerosos antecedentes policiales ha sido desalojado este viernes en una operación conjunta de los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana. La ocupación del espacio había provocado un incremento de la inseguridad, así como problemas de convivencia vecinales.

Según han informado fuentes policiales a la agencia Efe, con este desalojo, ordenado por el Juzgado de Instrucción 5 de Barcelona, se ha podido desactivar este punto delincuencial en este distrito de la ciudad, que se enmarca además en el Pla Tremall de la policía catalana contra los multirreincidentes.

Ocupado hace dos meses

El inmueble había sido ocupado ilegalmente el pasado 17 de marzo por varios delincuentes multirreincidentes, asiduos en diferentes tipos de delitos, desde hurtos y robos a tráfico de droga. Esta situación derivó, precisan las citadas fuentes, en las quejas de los vecinos debido al aumento de la inseguridad ciudadana y a los problemas de convivencia.

En el momento del desalojo, se encontraban en el interior del local dos delincuentes multirreincidentes que, tras ser identificados, se ha comprobado que tenían entre 12 y 15 antecedentes policiales cada uno de ellos.

Sin incidentes

El desalojo se ha producido sin incidentes, y sus ocupantes habían sido informados previamente del día en el que se iba a hacer efectivo el requerimiento judicial, por lo que el local ya ha sido devuelto a su legítimo propietario.

Sin embargo, después del desalojo, otros cuatro multirreincidentes que se no encontraban en el interior en el momento del desahucio, han intentado ocuparlo de nuevo, por lo que los agentes de Mossos y Guardia Urbana han activado un dispositivo de seguridad para evitar nuevas intrusiones