Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una imagen del Primavera Sound,  que "no han sabido explicar" qué quieren para seguir en Barcelona, según Jordi Martí /EUROPA PRESS

Críticas a un Primavera Sound masificado: “Una hora para tomar una copa, casi nos aplastan”

Los asistentes denuncian una “pésima organización”, colas interminables y un presunto exceso de aforo que ha causado "aglomeraciones peligrosas"

3 min

El regreso del Primavera Sound después de dos años ha dejado un sabor agridulce entre los asistentes, que han estallado contra la que consideran “una pésima organización”. El mastodóntico festival --junto con el Sónar-- durará este año dos fines de semana para compensar la cancelación de las ediciones anteriores, con un cartel formado por más de 500 grupos musicales. Sin embargo, los asistentes parecen no estar satisfechos.

Organización pésima. Hemos llegado a las siete y llevamos dos horas haciendo cola para comprar una cerveza”, expresa un usuario en un hilo de Twitter en el que se acumulan las quejas. "Hasta ahora #PrimaveraSound se está gestionando muy mal. Hicimos cola durante una hora para tomar una copa y luego casi nos aplastan tratando de dejar a Charli XCX. Fue aterrador”, denuncia otra de las jóvenes que asistió a los conciertos y que describe la masificación del primer día del festival, que tenía como cabeza de cartel al grupo australiano Tame Impala.

Uno de los asistentes se refiere a un "desastre organizativo" / TWITTER
Uno de los asistentes se refiere a un "desastre organizativo" / TWITTER

"Un maltido infierno"

Uno de los asistentes describe la situación en Twitter como “un maldito infierno”. “Primavera Sound está por encima de su capacidad. Acabo de vivir una situación peligrosa en el escenario principal. No podríamos movernos y estábamos presionados. ¡Tuve que saltar la puerta de la sección VIP para salir”, expresa. 

Los usuarios aseguran que había “filas increíblemente largas” para beber agua en las escasas fuentes que habilitó la organización del festival --que prohíbe entrar con líquidos al interior del recinto--, y describen “aglomeraciones peligrosas” por un presunto exceso de aforo.

El ayuntamiento negocia

El aluvión de críticas se suma a las de los vecinos de Fórum, que solicitaron la cancelación de las próximas ediciones por los problemas de limpieza, movilidad y contaminación acústica. No obstante, el ayuntamiento ha desoído sus quejas y ha seguido negociando con el coordinador del espectáculo, Gabi Ruiz. 

Aunque el consistorio aseguró que este sería el último Primavera Sound “como una excepcionalidad para dar salida a la venta masiva e irresponsable de entradas durante 2020 y 2021”, ahora ha hecho una nueva oferta para albergar durante otros cuatro años más el festival en el mismo emplazamiento.