Menú Buscar
Una imagen de archivo de Las Ramblas el día después de los atentados del 17A / EFE

El CNI trató de contactar con el imán de Ripoll a través de un 'buzón muerto'

Los servicios secretos escribieron a Abdelbaki Es Satty, al menos en dos ocasiones, a través de un correo electrónico

16.07.2019 09:14 h.
3 min

El CNI trató de contactar con el imán de Ripoll a través de un buzón muerto, según avanza el diario Público. Un correo electrónico que aporta el citado medio demuestra el intento de comunicación entre los servicios secretos y Abdelbaki Es Satty, aunque éste nunca contestó. 

La técnica que usó el CNI para intentar intercambiar información de forma segura con Es Satti fue a través de una misma cuenta de correo, "adamperez27177@gmail.com", al dejar los mensajes en la bandeja de borrador, por loque no se enviaban, y para leerlos solo hacía falta acceder con las correspondientes claves. Como no se utiliza internet, la comunicación no se puede detectar. 

Sin respuesta

En la bandeja había dos correos electrónicos, los dos del "controlador" --término que en la jerga hace referencia al agente que mantiene relación con el confidente--. El primero, del 24 de mayo, en el que le da una especie de bienvenida, y le indica el procedimiento a seguir para comunicarse, y el segundo y último, del 19 de junio --menos de dos meses antes del ataque-- en el que le pregunta si no ha escrito nada porque no tenía nada que contar o bien no había podido. 

No consta que Es Satti contestase a los mensajes del servicio de inteligencia para tratar de obtener información. 

Seguimientos

El diario también publica un informe sobre seguimientos de los servicios secretos en 2016 a los individuos que después integrarían la célula que cometió los atentados. Entre los documentos figura un informe que explica que el objetivo del viaje de Mohamed Hichamy a Friburgo (Alemania) era comprar un coche de segunda mano, "hecho que finalmente no se produjo".

Según Público, el CNI sabía lo que los terroristas pretendían hacer porque había pinchado sus teléfonos. "Al no comprar el automóvil, se ven obligados a buscar un medio de transporte para el regreso. Así, Mohamed Hichamy contactó con Younes Abouyaaqoub y le pidió que le reservara un vuelo", reza el documento 

 

 

 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información