Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Niños en el último curso escolar de una guardería de Barcelona / EP

El caos educativo llega a las guarderías de Barcelona: este viernes hay una reunión clave

El consistorio propone empezar el 7 de septiembre, mientras que los jardines de infancia avisan de que tienen poco tiempo para organizarse

4 min

El caos educativo llega a las guarderías de Barcelona, cuyas familias todavía no saben qué día podrán empezar a llevar a sus hijos el próximo curso. La fecha se decidirá en una reunión que se llevará a cabo el próximo viernes a partir de las nueve de la mañana entre el Instituto Municipal de Educación de Barcelona (IMEB) y los cinco portavoces de los sindicatos representativos en esta etapa educativa. Ambas partes siguen negociando para tratar de acordar el inicio de las clases. Mientras tanto, algunos centros ya se empiezan a organizar y a dar a los padres un calendario estimado. 

La decisión del conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, de avanzar el inicio del curso al 5 de septiembre para las escuelas de infantil y primaria ha enfadado también a las guarderías que pertenecen al Ayuntamiento de Barcelona, pues esta medida rompe con la tradición de que jardines de infancia y colegios abran las puertas el mismo día, normalmente tras la Diada del 11 de septiembre. Por eso, desde la parte social lamentan que el consejero no aceptase la moratoria de un año para aplicar el nuevo calendario, tal como pedía el Consejo Escolar de Cataluña. Una fórmula que les hubiese permitido organizarse con más margen. 

Edificio del IMEB
Edificio del IMEB 

Poco tiempo para organizar las clases

La propuesta que hicieron llegar desde el consistorio es la de empezar el 7 de septiembre. Es decir, dos días después de que lo hagan los de infantil (P3, P4 y P5). Las guarderías finalizan el curso el 15 de julio, por lo que cuentan con poco tiempo para preparar la vuelta a clase tras las vacaciones de verano. Desde el IMEB explicaron a los responsables de los jardines de infancia que dispondrían de cuatro días para prepararse. Sin embargo, éstos lo ven "insuficiente", ya que ello requiere, "por lo menos, cinco o seis días". "Tenemos que hacer entrevistas con todas las familias", advierten algunas fuentes consultadas. 

Que los profesores tengan que estar antes para organizarse provoca un nuevo conflicto laboral. Y es que, según el convenio de las escoles bressol, los trabajadores deben compensar unos días de fiesta que, este año, no podrán debido a los cambios del conseller. Desde UGT trasladarán este viernes al ayuntamiento su malestar respecto a las alteraciones en el calendario laboral. "Entendemos que el curso deba empezar antes, pero nosotros también tenemos un calendario laboral". Así pues, el consistorio tendrá que estudiar cómo recuperan esas jornadas. 

Imagen de una guardería municipal / EP
Pasillo de una guardería municipal / EP

Cambray se olvida de las guarderías

Los maestros lamentan que Cambray se haya olvidado de las guarderías de Barcelona a la hora de modificar el calendario. "No se ha acordado de que hay familias que tienen hijos en las dos etapas, en guarderías y en colegios de infantil".

El hecho de que los pequeños empiecen más tarde hará todavía "más difícil" la conciliación de unos padres que deberán organizarse para compaginar horarios. Algunas familias consultadas por Crónica Global aseguran que, cuanto más cerca estén las fechas de inicio de curso en las distintas etapas escolares, mejor para ellas. Pues ya "bastante difícil lo tienen" en el día a día para compaginar su vida profesional con la personal.