Menú Buscar
Personas en situación de pobreza esperan turno para recoger ayudas / EP

Campaña para alertar del aumento de la pobreza en Cataluña durante la pandemia

Las entidades sociales atendieron a unas 700.000 personas para cubrir sus necesidades básicas, sobre todo, en alimentación y vivienda

5 min

Las entidades sociales de Cataluña atendieron a unas 700.000 personas para cubrir sus necesidades básicas, sobre todo, en alimentación y vivienda, durante los tres meses que duró el estado de alarma.

Las peticiones de ayuda para alimentación se han multiplicado por tres y las de vivienda, por dos, según datos de la Taula del Tercer Sector Social de Cataluña facilitadas este sábado en un comunicado.

Campaña en redes

La Taula del Tercer Sector ha lanzado la campaña Rompamos el círculo de la pobreza en las redes sociales, para hacer visible el impacto que el Covid-19 ha tenido en las condiciones de vida de las personas que ya estaban en situación de pobreza y de las que se han incorporado.

La campaña explica porqué las personas en situación de pobreza están más expuestas al contagio: viviendas en peores condiciones, dificultades para acceder a la salud, trabajos más precarios y sin posibilidad de teletrabajar.

La Taula del Tercer Sector Social de Cataluña agrupa a 33 federaciones y más de 3.000 entidades sociales catalanas que trabajan para reducir la pobreza y las desigualdades.

La campaña, en catalán, Trenquem el cercle de la pobresa (#TrenquemCerclePobresa) (Rompamos el círculo de la pobreza) se ha presentado también hoy, sábado, con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Participantes

En formato de vídeo, en la campaña participan representantes de diversas federaciones que forman parte de la Taula del Tercer Sector, como el Banco de Alimentos, Cáritas Cataluña, Cruz Roja Cataluña, COCARMI, COHABITAC, ECAS, FATEC, FEDAIA y FEICAT.

También participan representantes de instituciones catalanas, como Roger Torrent, presidente del Parlament de Cataluña; Chakir El Homrani, consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias; Laura Pérez, teniente de alcalde y concejal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona, y Eva Abellán, presidenta del Foro de Síndicos y Síndicas Defensores y Defensoras Locales de Cataluña.

El vídeo también recuerda que la crisis de la COVID-19 no es sólo sanitaria y económica, sino que es una crisis social sin precedentes, de la que ni tan solo hemos llegado a aventurar su pico y que ha llegado cuando la situación ya no era buena para muchas personas.

Los datos de Idescat

"Desde hace años, tenemos una pobreza crónica y estructural que no se mueve del 20 % (ahora es del 19,5 %)", indican fuentes de la Taula, citando los últimos datos de la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat) publicada en julio.

Se repasa, además los principales datos de pobreza, como la tasa de paro (12 %), las personas afectadas por un expediente de regulación de empleo (150.000) y que otras más de 100.000 se han quedado sin trabajo en Cataluña desde el inicio de la pandemia, según datos de este mes de octubre del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias.

Los colectivos más golpeados por la pobreza son los niños (uno de cada tres es pobre); las mujeres (tienen más contratos parciales y cobran un 20 % menos que los hombres) y los emigrantes (tienen trabajos más precarios y el 50 % viven en situación de pobreza).

La mitad de los hogares monoparentales son pobres y la mayoría (80 %) tienen a una mujer sola al frente de la familia. La Taula ha reclamado que se actúe con celeridad para paliar las consecuencias del impacto social de la pandemia, "las que tenemos ahora y las que vendrán", y ha considerado que esto pasa por "unas políticas públicas que garanticen los derechos sociales y oportunidades para las personas más vulnerables, con el objetivo de romper, de una vez por todas, con el círculo de la pobreza", se reivindica en la campaña.