Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Grupos de jóvenes en las inmediaciones de un local de ocio nocturno en Cataluña / EUROPA PRESS

Barcelona ampliará los ‘itinerarios seguros’ desde zonas de ocio nocturno

La iniciativa, dirigida a prevenir y detectar situaciones de violencia sexual, funciona desde abril en cuatro puntos de la Ciudad Condal

2 min

El Ayuntamiento de Barcelona prevé extender la iniciativa de los denominados ‘itinerarios seguros’ a más puntos de la ciudad después de llevar a cabo una primera experiencia con cuatro localizaciones en zonas de ocio nocturno. El objetivo es detectar y prevenir situaciones de violencia sexual.

La medida consiste en maniobras de patrullaje de la Guardia Urbana durante las noches de viernes y sábado entre determinadas zonas de ocio y las paradas de transporte público más cercanas. 

Formación

Por ahora, esta actuación se realiza desde el pasado abril en las zonas del frente marítimo, Poblenou, Paral·lel, Gràcia y Sant Gervasi. Sin embargo, la subinspectora de la Guardia Urbana, Gemma Alfonso, ha señalado que el Consistorio se plantea incrementar el número de itinerarios, con especial atención a grandes eventos en los que se registran concentraciones masivas de personas. 

En una sesión de trabajo con periodistas, Alfonso ha incidido en la formación que tanto el cuerpo al que pertenece como el área de Feminismo del Ayuntamiento están realizando, de forma voluntaria, a trabajadores y operadores del ámbito del ocio nocturno y también de la seguridad privada para que cuenten con herramientas adicionales que les permitan detectar posibles situaciones de violencia sexual.

Nuevo punto hasta septiembre

Hasta el momento, en los puntos señalados una patrulla de la Guardia Urbana vigila los itinerarios todos los viernes y sábados entre las 23 y las 6 horas; además, también llevan a cabo actuaciones para mejorar la visibilidad.

Por lo pronto, el próximo viernes comenzará a funcionar un 'Punto lila' en la playa de Somorrostro, que estará operativo los viernes y sábados de agosto y los primeros de septiembre de 23 a 3 horas para prevenir los casos de acoso sexual y la atención a personas que sufran violencia machista o Lgtbifóbica en el espacio público.