Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Edificio de la Audiencia de Girona, donde se ha celebrado el juicio en el que la fiscalía ha pedido 12 años de cárcel para el acusado / CG

La Audiencia de Girona condena a seis años de cárcel a una banda de ladrones silenciosos

El grupo perpetró 32 robos con fuerza en municipios del Baix Empordà entre abril y junio de 2017

3 min

La Audiencia de Girona ha condenado a seis años y nueve meses de prisión a los integrantes de una banda de ladrones que operaba en la comarca del Baix Empordà. Entre abril y junio de 2017, la banda cometió 32 robos silenciosos hasta que la Unidad Territorial de Investigación (UTI) de los Mossos d'Esquadra desarticuló la organización en julio.

La sentencia condena a Fatjon Lugja --alias Mario de Rocco--, Edmond Sufaj y Elson Nika a pena de cárcel por un delito continuado de robo con fuerza en casa habitada y a nueve meses por pertenencia a grupo criminal.

"Entramado criminal"

Durante el juicio, celebrado el 16 de septiembre, los acusados reconocieron que accedían a los domicilios cuando las víctimas dormían, sustraían objetos de valor y usaban escondrijos para ocultar las herramientas y la ropa que usaban para entrar dentro.

Según la sentencia, los procesados formaron un "entramado criminal" en el cual dos de ellos accedían a las casas para cometer los robos mientras el tercero les transportaba.

El juez no aprecia atenuantes

Como los acusados reconocieron los hechos, la discusión a la hora de dictar sentencia ha sido puramente jurídica. Las defensas sostenían que los 32 hechos constituían un solo delito continuado de robo con fuerza y apreciaban atenuantes de confesión y de dilaciones indebidas.

La sentencia descarta las circunstancias atenuantes que solicitaban las defensas, pero sí les da la razón en la calificación jurídica de los hechos.

El líder del grupo tenía antecedentes

A la hora de pronunciarse, el tribunal destaca que la Audiencia ya condenó al líder del grupo, Lugja, a siete años de cárcel por asaltar 25 viviendas entre el 30 de junio de 2012 y el 5 de junio de 2013.

La sentencia tiene en cuenta que, en aquella resolución, ya se constató que se trataba de un delito continuado de robo con fuerza. El escrito considera probado que, en abril de 2017, Lugja conformó un "entramado criminal" para robar en pueblos del Baix Empordà como Santa Cristina d’Aro, Castell-Platja d’Aro y, principalmente, en Calonge i Sant Antoni.

Destacadas en Vida