Menú Buscar
El alcalde de Igualada, Marc Castells, en una comparecencia online por el coronavirus / CG

El alcalde de Igualada, sobre el origen del brote: "El personal del hospital no es culpable de nada"

La localidad adapta el CAP Anoia para ser el punto de atención de la comarca para urgencias con baja complejidad

4 min

El alcalde de Igualada, Marc Castells, ha lanzado este sábado un mensaje alto y claro: “El personal del Hospital de Igualada no es culpable de nada”. Un mensaje directo al gobierno catalán que acusaba a una enfermera del hospital de la localidad de ser el paciente 0 del brote de coronavirus que ha afectado al centro y a toda la cuenca de Òdena

Hasta en tres ocasiones ha repetido Castells esta frase para “evitar entrar en polémicas que no ayudan en nada”, pero que fueron lanzadas este viernes por la consejería de Salut que dirige la republicana, Alba Vergés. Unas acusaciones que fueron desmentidas por la propia enfermera.

Fallecidos

El único responsable de la situación que vive este territorio de la Anoia, confinado desde el 13 de marzo, es el coronavirus, ha insistido el alcalde de la capital de la comarca. Enfatiza que los esfuerzos deben dirigirse a combatir la pandemia y no en buscar culpables.

Castells, sin dar cifras, ha adelantado que “el número de muertos en Igualada está aumentando y sabemos que será una evolución gradual”. Asegura que tras consultar con expertos se prevé que el pico máximo de contagios “no será tanto este fin de semana como la próxima semana”.

CAP Anoia

Con las previsiones y los datos sobre la mesa, el Ayuntamiento de la localidad ha tomado un par de medidas adicionales para tratar de gestionar el brote de coronavirus que afecta especialmente a cuatro localidades de la Anoia.

La primera de ellas ha sido habilitar “un área de descanso de profesionales asistenciales” en el CAP Anoia de Igualada. Asimismo, se ha establecido que dicho centro de atención primaria sea un punto para “urgencias de baja complejidad” de manera que se pueda permitir aligerar la carga de trabajo del hospital y otros equipamientos de Salud de la ciudad.

SEM

La segunda medida ha sido establecer un dispositivo de emergencias médicas en el exterior del citado. Un punto que se niega a llamarlo hospital de campaña, pese a que reconoce que es “un punto de atención del Servicio de Emergencias Médicas (SEM)”.

Castells define este anexo del CAP Anoia como “un espacio de consulta a pie de calle, para atender los casos de baja complejidad”. Se trata de una extensión del centro donde puede acceder las ambulancias y después hacer el triaje de los pacientes y establecer si pueden permanecer en casa, ser atendidos en el centro o derivados al hospital.

Confimamiento y atraco

Tras presentar estas medidas, Castells se ha dirigido a la Generalitat y al Gobierno para exigirles una respuesta para aquellos ciudadanos de la zona confinada que, sin estar contagiados, trabajan en localidades de fuera de la cuenca de Òdena. Subraya que estos empleados “se encentran en territorio de nadie” y no se les da una respuesta sobre lo que pueden y deben hacer.

Por último, el alcalde de Igualada ha vuelto a llamar al compromiso de los ciudadanos a respetar el confinamiento decretado por el Ayuntamiento y el Govern y a que se extremen las medidas de higiene y precaución. Por otro lado, ha lamentado el atraco de una farmacia por parte de dos individuos que entraron con armados con un hacha para llevarse el dinero. El jefe de la policía local, Jordi Dalmasses, ha anunciado que uno de los presuntos responsables ya ha sido detenido y pasado a disposición judicial.