Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada del Palau de Justícia de Girona, sede de la Audiencia Provincial, donde se ha celebrado el juicio del padre de la menor / EP

Un hombre acepta 11 años de prisión por abusar de su hija menor en “al menos diez ocasiones”

El padre de la pequeña, que tenía 9 años cuando ocurrieron los hechos, reconoce que abusó sexualmente de ella por primera vez en abril de 2020, aprovechando que la madre estaba confinada por Covid-19

3 min

Un hombre ha aceptado 11 años de prisión por abusar sexualmente en “al menos diez ocasiones” de su hija menor de edad en Salt y Figueres (Girona). Asimismo, ha asumido que le retiren la patria potestad durante seis años y la fiscal pide su expulsión del país una vez complete tres cuartas partes de la condena o cuando acceda al tercer grado, dado que es de origen hondureño.

Durante el juicio, que se ha celebrado esta mañana en la Audiencia de Girona, el hombre ha reconocido que abusó por primera vez de la pequeña en abril de 2020, cuando ella tenía 9 años, aprovechando que la madre se encontraba confinada por Covid-19 en una habitación de su piso en Salt.

“Culpable desde el primer momento”

“Le bajó los pantalones y la ropa interior cuando ambos se encontraban en el sofá viendo una película y, después de realizarle tocamientos con la mano, le introdujo el pene”, expone el escrito de acusación de la Fiscalía. Los abusos sexuales continuaron hasta diciembre del mismo año, en noches en las que la madre se encontraba fuera de casa trabajando. Cuando el padre se mudó temporalmente a Figueres por trabajo, continuó abusando de la pequeña.

El interrogatorio ha sido breve, puesto que el hombre se ha declarado “culpable desde el primer momento”, por lo que se ha limitado a afirmar que conoce los hechos por los que se le acusan y a reconocer íntegramente los hechos, según ha explicado el Diari de Girona.

Estrés postraumático

A consecuencia de los abusos continuados, la menor ha necesitado atención psicoterapéutica para un trastorno de estrés postraumático. La Fiscalía sitúa el último episodio de abusos en el 2 de diciembre de 2020, tras el cual pasó a prisión preventiva el día 8 del mismo mes. Al reconocer todos los hechos durante el juicio, tanto al Fiscalía como la defensa han renunciado al resto de testimonios y peritos.

Además de pedir 11 años de prisión y la retirada de la patria potestad durante seis años, la Fiscalía también ha solicitado que el hombre indemnice a la víctima con 20.000 euros por los daños morales causados, una petición a la que se ha adherido la defensa. El único aspecto en el que difieren en opiniones es en la expulsión del país del procesado, por lo que se realizará una vista a parte para evaluar la situación y tomar una decisión.