Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Santiago Abascal (i), presidente de Vox, con Ignacio Garriga, cabeza de cartel por Barcelona el 14F / EFE

Malestar en Vox Cataluña por los fichajes para el 14F

Militantes de base critican las incorporaciones de Antonio Gallego y Juan Garriga, acusados de urdir "una rebelión catalanista en el PP"

3 min

Vox Cataluña ha tejido no sin polémica las listas electorales para los comicios al Parlament del 14 de febrero. La formación lidia con el descontento de militantes de base que cuestionan algunas de las últimas incorporaciones, como las de Antonio Gallego o Joan Garriga Domènech, "personas que urdieron o toleraron la insurrección catalanista de Montserrat Nebrera en el PP". 

En conversación con este medio, han alertado de que el economista y número dos en la lista por Barcelona tras Ignacio Garriga, el cabeza de cartel, fue "colaborador necesario" en la "insurrección de Nebrera de corte catalanista" en el PP de Catalunya después de que Josep Piqué la fichara como escudera para su candidatura de cara a las elecciones de 2006.

Garriga, secretario de la fuerza de Nebrera

En este sentido, los militantes de a pie recuerdan que otro candidato de Vox Cataluña para el 14F, Joan Garriga Domènech, "llegó a ser el secretario general" de Dret a Escollir, la candidatura de corte catalanista que impulsó Nebrera en 2009 cuando abandonó a los populares. Finalmente, en 2010, Garriga se integró en Plataforma por Catalunya (PxC), dirigida entonces por Josep Anglada

De hecho, antiguos cargos electos de la plataforma antiinmigracionista como Mónica Lora acompañarán al número uno por Barcelona en la lista electoral que se ha hecho pública hoy miércoles, 13 de enero. "Entendemos que todos estos son fichajes atribuibles a Jorge Buxadé [eurodiputado verde] que restan más que suman", aseguran. 

Se juega el grupo propio

Tengan o no razón, la competencia final de la lista de Vox será importante por cuanto su resultado electoral el 14 de febrero dependerá de si consigue grupo propio en el Parlamento catalán o se queda en el grupo mixto. El corte para conseguir más visibilidad en el hemiciclo autonómico está en cinco diputados. Un umbral que, según el último sondeo de GAD3 para La Vanguardia, la formación ultra no alcanzaría

Días antes, Gesop para El Periódico sí situaba a los de Garriga por encima del grupo mixto, con una horquilla de cinco a seis actas. Por su parte, la última entrega del barómetro del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO), el CIS catalán, disparaba a Vox en Cataluña, que irrumpiría con hasta ocho electos en el hemiciclo regional.