Menú Buscar

Valls, Rivera y Arrimadas se conjuran para liderar "la revolución de los moderados"

Primer acto conjunto de los líderes de Cs y su alcaldable para defender un gran centro progresista y celebrar una Constitución que, aseguran, se puede reformar pero no al dictado independentista

Albert Rivera, Inés Arrimadas y Manuel Valls, en el acto de celebración del Día de la Constitución / CG
05.12.2018 21:03 h.
6 min

Un gran centro liberal, progresista y reformista. Esta es la apuesta de Ciudadanos y su alcaldable, Manuel Valls, que se han declarado europeístas y contrarios al populismo. Una ecuación que parece descartar un posible acuerdo con Vox en Andalucía.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera; la líder catalana de la formación naranja, Inés Arrimadas, y el ex primer ministro francés, Manuel Valls, han participado hoy en un acto titulado 40 años de constitucionalismo en vísperas del 6D.

Boicot estudiantil

El encuentro se ha celebrado en el Liceu Conservatori, donde un grupo de estudiantes ha protestado por la presencia de los Mossos. En este centro estudió Roger Español, el joven que perdió un ojo en una carga policial durante el 1-O. Era la primera vez que los tres posaban juntos desde que Rivera anunciara la creación de una candidatura transversal encabezada por Valls a la alcaldía de Barcelona.

El intento de boicot del acto ha servido a Arrimadas para arrancar con un crítica a los intolerantes y destacar la libertad que garantiza la Constitución. Niega la jefa de la oposición que exista un problema territorial, sino una crisis de valores como la igualdad y la solidaridad “provocada por los independentistas, pero secundada por los partidos que han gobernado España”. Se ha mostrado partidaria de reformar la Constitución “para potenciar su valores democráticos y con consenso y sentido de Estado, no para satisfacer a los independentistas. Hacerlo desde el partidismo está abocado al fracaso”.

"Patriotismo constitucional"

Valls ha recordado que más del 90% de los catalanes votaron a favor de la Carta Magna. “No es solo un documento, sino el alma de este país, a pesar de todos los problemas". Ha subrayado que no es miembro de Ciudadanos, pero “disfruto del apoyo de este partido, que nació en Cataluña y levantó la bandera de la democracia española, cuando muchos se escondían. Ellos han salvado el honor de lo que es Cataluña en España”.

Para Valls, el nacionalismo es una forma de populismo. “Lo que pasa aquí en Cataluña es muy importante para el resto de Europea. Estamos saliendo del debate tradicional izquierda-derecha para entrar en un debate profundo. Es un gran reto”, ha dicho. “Son momentos históricos. Es muy importante lo que pasa en Cataluña y en Andalucía. La propuesta de un centro moderado progresista y europeísta es la gran respuesta para España y Europa. Falta un relato en España, un patriotismo constitucional”, afirma el exmandatario, quien asegura que el Rey “ha hecho más por la democracia y la libertad que quienes impedir su presencia en actos o acabar con la monarquía parlamentaria. No puede haber acuerdos ni con el populismo ni con el independentismo. Por eso defendemos los valores de Europa, que defiende ALDE”. El alcaldable ha dicho que “esos que siempre ven fascistas piden un frente antifascista cuando realmente llegan los fascistas”. Y se ha mostrado de acuerdo con las palabras de Felipe González, quien aseguró recientemente que el procés habría provocado muertos en los años treinta.

Contra el "guerracivilismo"

Rivera considera una suerte haber nacido con “una gran Constitución bajo el brazo, porque no todos los países pueden disfrutar de una democracia. No quiere decir que no tengamos que reformarla y mejorarla. Pero la primera reforma es aplicarla y defenderla”. Ha hecho un llamamiento a secundar “una revolución de los moderados” frente al “guerracivilismo” que plantean algunos.

Ha dicho que las constituciones “se hacen contra los poderosos, son las garantías para que el poder no sea arbitrario. La ley es el poder de quien no tiene el poder. Esto hay que recordarlo en Cataluña, porque no les gusta que la Constitución no permita romper España e imponer una lengua sobre otra”. La Carta Magna impide, dice, “que Torra pueda violar nuestros derechos”.

Críticas a Torra

“Nos va a tocar liderar el constitucionalismo del siglo XXI en toda España”, ha asegurado el dirigente de la formación naranja, quien ha llamado a “no pedir perdón por ser españoles”. Albert Rivera se ha mostrado muy crítico con Pedro Sánchez “por tener como aliados a Torra, Puigdemont y Rufián. Que haya convertido en adversarios a quienes defendemos la Constitución es un error histórico. El futuro de España pasa por un gobierno constitucionalista, de consensos y liderado por un gran centro liberal progresista y reformista. Avanza el populismo, pero también lo hace muy deprisa ese centro de Macron o Trudeau”.

Finalmente, Rivera ha hecho un llamamiento a dejar de criticar a los populistas y hacer una propuesta constructiva.

¿Quiere hacer un comentario?