Menú Buscar
Varios alumnos de una de las escuelas concertadas donde Hacienda ha puesto la lupa por el tema de las donaciones / ESCOLA BETÀNIAPATMOS

Las triquiñuelas de las escuelas concertadas para recibir donaciones

La revisión, anunciada por el Ministerio de Hacienda, de los pagos desgravables destapa una 'praxis' generalizada en los colegios, consistente en convertir las aportaciones voluntarias en obligatorias

8 min

El Ministerio de Hacienda dio ayer la voz de alarma al anunciar que pondrá la lupa sobre las donaciones que los padres otorgan a las escuelas concertadas. Hasta ahora, las familias desgravaban parte del dinero pagado en su declaración de renta. Pero el Gobierno sospecha que los centros ofrecen una contraprestación a cambio de esas aportaciones, que entonces perderían la categoría de donaciones. Es decir, que esa desgravación sería ilegal.

Aunque el Ejecutivo de Pedro Sánchez asegura que no se exigirá a los padres que devuelvan las cantidades desgravadas, lo cual afectaría a los últimos cuatro ejercicios fiscales --desde 2015--, lo cierto es que esas averiguaciones del fisco ha destapado una práctica generalizada.

El consejo de los fiscalistas

“A mi modo de ver, puede haber lío. La praxis lleva a convertir las aportaciones voluntarias en obligatorias. La clave está en comprobar si detrás de los pagos hay o no contraprestación. Si la hubiera, no sería una donación desgravable”, explica a Crónica Global Esaú Alarcón, abogado y profesor de Derecho Financiero de la Universidad Abat Oliba CEU.

Según Alarcón, las entidades que reciben donativos desgravables deben confeccionar un formulario informativo que incluya datos como quién es el donante y el importe. “Ese dato figurará después en los datos fiscales de los padres. Ahí radica el principal problema: los padres reciben su borrador con unos donativos y muchas veces simplemente los validan sin plantearse si lo son o no”.

Esos pagos complementarios que se realizan mensualmente, avisa el fiscalista “es problemático. Desde mi punto de vista cada padre debería plantearse si esos pagos son o no donativos cuando hace su declaración de IRPF. Escudarse en el colegio es muy fácil, pero la cuota de impuestos es de cada uno, no del centro escolar”, detalla Alarcón, miembro de la Sección de Derechos y Garantías y Práctica Tributaria de la AEDAF (Asociación Española de Asesores Fiscales).

Cómo clarificar la situación

El experto cree que, para clarificar la situación, “los colegios solo deben declarar como donativos los que realmente los son, sin contraprestación. Y los centros que lo han hecho mal deberían comunicar los riesgos a los padres, si es que existen, para que puedan regularizarlo. Y desde la perspectiva del padre, se debe preguntar a los responsables del centro si creen que lo que paga es donativo o no”.

Pero, por norma general, las escuelas concertadas suelen ser ambiguas respecto a esos pagos suplementarios. Un ejemplo es ello es la Escuela BetàniaPatmos, situada en Barcelona y en cuya página web pide a las familias que optan por su proyecto educativo “que colaboren en el cubrimiento del coste real de la enseñanza con una aportación a la Fundación que, si bien tiene legalmente carácter de voluntaria, es del todo necesaria e imprescindible para mantener la calidad del proyecto educativo”.

betania

Ejemplo de petición de pagos voluntarios de la Escola BetàniaPatmos

“La Escuela BetàniaPatmos quiere ofrecer a las familias que lo deseen un proyecto educativo amplio, completo y diferente. Este proyecto comprende, además de las enseñanzas regladas obligatorios, toda una serie de actividades complementarias, así como otros de extraescolares, y unos servicios paralelos que son no sólo recomendables sino necesarios para la formación integral de los niños y de los jóvenes. Por este motivo, a pesar del carácter también voluntario que la legalidad vigente impone a estas actividades en los niveles concertados, la Escuela anima todos los padres y madres a animar a sus hijos para que participen y vivan plenamente nuestro proyecto educativo, como ha sido hasta ahora en el conjunto de las familias", apuntan.

"Solo en la primera aportación"

Sin embargo, fuentes de este centro aseguran a Crónica Global que "la donación solo puede considerarse como tal cuando no existe una contraprestación de un servicio. Únicamente en la primera aportación (antes de que se haya producido la prestación del servicio) se les comunica a las familias que pueden desgravar esta cantidad de su declaración de la renta, pero no en las aportaciones mensuales posteriores que corresponden al servicio que la Escuela presta en la educación de sus hijos".

El pasado mes de octubre, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA) advirtió en un informe --que puede leerse en este enlace-- sobre la “tendencia creciente” de los colegios concertados a la crear fundaciones ligadas a su actividad. A las familias les piden que el pago de la cuota de escolarización, supuestamente voluntaria, se realice a través de la fundación como si fuera una donación, con lo que el control de esta financiación es aún más complicado”. 

informe cuotas mensuales

Informe de CEAPA sobre las cuotas que se pagan en las escuelas concertadas / CEAPA

En cuanto a la comunicación a las familias, este informe concluye que en la mayoría de estas instituciones “existe falta de transparencia en cuanto al carácter no obligatorio de las cuotas, el contenido de las actividades de pago o el horario exacto en el que se imparten”. Durante la investigación efectuada por CEAPA, los responsables de los colegios concertados manifestaban que las cuotas son “obligatorias porque son servicios adicionales que ofrece el centro, si no se paga, el alumno no puede venir al colegio”. 

Según este estudio, donde se afirma que casi la totalidad de los colegios concertados infringe la gratuidad de la educación obligatoria, en Cataluña se pagan las cuotas mensuales más elevadas, con una media de 249 euros. En algunos centros, el precio al mes supera los 400 euros, en un caso alcanzando los 860 euros, cantidades que superan los precios de la privada independiente, e incluso el coste del puesto escolar. 

Eliminación de la puntuación en Cataluña

Por otro lado, el Consell Executiu de la Generalitat aprobó ayer la modificación del decreto de admisión del alumnado en los centros sufragados con dinero público que elimina la puntuación complementaria en la preinscripción escolar por celiaquía y por padres, tutores y hermanos exalumnos en el centro para "favorecer la igualdad en el acceso al sistema educativo". Esta modificación elimina la puntuación por enfermedad crónica que afecta al sistema digestivo, endocrino o metabólico, incluida la celiaquía, y la Generalitat había abierto un proceso de consulta previa en octubre para la participación ciudadana, ha informado el Govern.