Menú Buscar
La alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, y el expresidente de la Generalitat, Quim Torra, en una imagen de archivo / CG

Torra abrirá su oficina de expresidente de la Generalitat en Girona

El político inhabilitado por desobediencia ensalzó a esta ciudad por "mantenerse al lado del país" en contraste con Barcelona, de la que dijo en un mitin que "ha abdicado de ser capital de Cataluña"

4 min

Quim Torra ha registrado este jueves la solicitud para poner en marcha la creación de su oficina de expresidente de la Generalitat y acogerse a las prerrogativas que corresponden a los exjefes del Govern autonómico catalán.

El político inhabilitado por desobediencia explica en un comunicado que su voluntad es instalar esta nueva oficina en la Casa Solterra de Girona.

Este edificio del siglo XV tiene tres plantas y ha sido rehabilitado en los últimos años para albergar los servicios territoriales de la Consejería de Cultura de la Generalitat.

Recelos hacia Barcelona

Torra ha elegido a esta ciudad de unos 100.000 habitantes, habitual feudo independentista desde hace una década, y a la cual elogió en el pasado reciente por considerar que "se ha mantenido al lado del país y de las instituciones catalanas", según manifestó en un mitin de JxCat en mayo de 2019. Algo que, en su opinión, no ocurre con Barcelona, a la que como contraste apuntó en ese mismo discurso que "ha abdicado de ser la capital de Cataluña", al no considerarla afín a su causa.

Casa Solterra de Girona
Casa Solterra de Girona / ENFO (Wikimedia Commons)

Torra, por otra parte, anuncia que la creación de esta nueva oficina quedará "sin efectos" en caso de que el Tribunal Constitucional (TC) acepte las medidas cautelares pedidas por su defensa contra su cese por haberse negado a cumplir la orden de retirar pancartas partidistas de los edificios públicos de la Generalitat en plena campaña electoral.

Retiro cienmileurista

Torra continuará manteniendo como expresident su privilegiada condición de cienmileurista gracias a la legislación autonómica catalana, que permite a los antiguos jefes del Govern seguir recibiendo un 80% de su sueldo una vez cesan de sus funciones durante la mitad del tiempo que han permanecido en el cargo, con un mínimo de una legislatura --es decir, cuatro años--, y un 60% como pensión vitalicia cuando se jubilan a los 65 años.

Teniendo en cuenta que Torra es, de largo, el presidente autonómico y cargo político mejor pagado de toda España, con un salario anual de 153.235,50 euros en 2019 --el doble que el presidente Pedro Sánchez--, el ya expresidente de la Generalitat pasará a percibir a partir de ahora el 80% de esa cantidad: 122.400 euros. Una vez se jubile, Torra --que en breve cumplirá 58 años-- percibirá unos 91.800 euros anuales.

Personal a su servicio

Según la Ley 6/2003, de 22 de abril, Torra tiene derecho a cobrar esos 122.400 euros "por un período equivalente a la mitad del tiempo que ha estado en el cargo y, como mínimo, por una legislatura". Es decir, que pese haber ocupado el cargo menos de tres años, recibirá esa cantidad durante cuatro años. Un privilegio al cual se añade otro más: el derecho a disponer de su oficina propia como expresidente con tres personas a su servicio, con una dotación presupuestaria para gastos, vehículo con chófer y servicios de seguridad a cargo del erario público.

Destacadas en Política