Menú Buscar

Torra pone como ejemplo "la vía eslovena", que causó una guerra

El presidente de la Generalitat considera que "la Constitución nunca será reformada" y pide una "mediación internacional"

Quim Torra, acompañado del 'conseller' de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch, saluda al ministro de Defensa de Bélgica, Jan Vandeput, en Ljubliana / EFE
06.12.2018 18:03 h.
3 min

Quim Torra ha elogiado "la vía eslovena" durante su discurso de esta tarde en el ayuntamiento de Ljubliana. El presidente de la Generalitat ha puesto como ejemplo el camino hacia "la libertad" de dicho país, que se independizó de Yugoslavia en 1991, después de un referéndum y de una guerra de diez días que provocó más de 60 muertos.

"La Constitución nunca será reformada por la vía federal o confederal. La única manera de que Cataluña avance es seguir la vía eslovena: la libertad", ha manifestado Torra.

"Tres millones de personas"

Torra ha centrado su discurso en criticar la Constitución y las instituciones españolas, y en reclamar una "mediación internacional" para solucionar la crisis política que, a su entender, padece Cataluña.

"Apelo a todos los gobiernos europeos a que actúen y expresen lo que pasa en Cataluña", ha señalado. Y, al igual que ya había hecho por la mañana, ha calificado la Carta Magna como "una jaula", de la cual "quienes huyen acaban en la cárcel, el exilio o en huelga de hambre".

El dirigente de Junts Per Catalunya ha defendido la legitimidad del referéndum del 1-O, y ha asegurado que en el mismo "votaron tres millones de catalanes, tanta gente como la población de toda Eslovenia". Una cifra muy superior a los alrededor de dos millones que sus organizadores calcularon en su día.

La 'vía eslovena'

Eslovenia celebró el 23 de diciembre de 1990 un referéndum con una participación del 93,3%, y en el que 94,8% de los votos fueron favorables a la secesión. Su Parlamento aprobó las leyes para hacerla efectiva meses después, el 25 de junio de 1991, día en que proclamó su soberanía. 

Al día siguiente de esa proclamación, el ejército federal yugoslavo inició una operación militar que duró hasta el 7 de julio. La situación propició que la Unión Europea (UE) interviniera, enviando a un equipo negociador para acabar las hostilidades. Las conversaciones desembocaron en la firma del acuerdo de Brioni, suscrito por Yugolavia, Eslovenia y Croacia.

¿Quiere hacer un comentario?