Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto a su vicepresidente, Pere Aragonés (i), líderes de dos partidos independentistas enfrentados por el coronavirus / EFE

Torra decide cómo acabar la legislatura tras el choque definitivo con ERC

Los republicanos temen una crisis de gobierno que arrebate a Aragonès la vicepresidencia, pero todos los escenarios están abiertos sin descartar elecciones

3 min

Todos los escenarios están abiertos. Quim Torra ha retrasado la reunión semanal de su gobierno para comparece este mediodía y pronunciar una declaración institucional que podría anunciar elecciones o una crisis de gobierno. El desconcierto es total, dado que en Junts per Catalunya no hay una posición unánime respecto a cómo hacer frente al enésimo enfrentamiento con sus socios de ERC, que parece el definitivo.

Dentro de los neoconvergentes hay tantos partidarios como detractores de convocar unas elecciones ahora, mientras que se ha puesto de nuevo sobre la mesa la posibilidad de destituir a Pere Aragonès como vicepresidente y sustituirle por un miembro de Junts o crear la figura de un conseller en cap que asuma el mando del Govern provisionalmente cuando el Tribunal Supremo confirme la condena de Torra por inhabilitación. Fuentes de ERC aseguran desconocer las intenciones de Torra, que consideran "imprevisible", dada su dependencia de Carles Puigdemont.

Lo cierto es que la intensa agenda prevista para hoy ha quedado alterada y el consell executiu que se debía celebrar a las 9 se ha pospuesto a las 15 horas, de forma que los presupuestos de la Generalitat para 2020 que debían aprobarse en esa reunión no podrán presentarse en el Parlament esta mañana, como estaba previsto.

El origen del fin

El origen de esta última colisión entre los socios de Govern está en la decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, de retirar el voto de Torra tras la resolución del Tribunal Supremo que descartaba suspender la ejecución de la inhabilitación del president. Los neoconvergentes dejaron muy claro en sede parlamentaria que "si Torra no puede votar, no puede haber ni gobierno ni presupuestos".

Junts ha utilizado las cuentas de 2020 como arma arrojadiza contra ERC, que las negoció con Catalunya en Comú-Podem. Hasta el punto de asegurar que no las votaría en la Cámara catalana en solidaridad con Torra. Este escenario de bloqueo, insostenible según ha asumido Torra, abriría la puerta a elecciones o a una crisis de gobierno. Pero nada hay asegurado.

Destacadas en Política