Menú Buscar
Toni Comín, el 'exconseller' catalán de Salud / CG

Toni Comín renuncia a delegar su voto en el Parlament

El exconsejero de Salud mantiene su escaño, por lo que los partidos independentistas pierden un diputado

29.05.2018 10:08 h. Actualizado: 29.05.2018 10:15 h.
3 min

Toni Comín ha renunciado este martes a delegar su voto en el Parlament, como había hecho hasta ahora a través del diputado de ERC Sergi Sabrià. El exconsejero de Salud mantendrá su escaño, lo que significa que los partidos independentistas pierden un diputado efectivo, al encontrarse Comín en Bruselas. 

Este viernes, la Mesa de la Cámara catalana tenía previsto analizar la delegación de voto de Comín, después de que varios grupos hubieran solicitado que se revocara. El exconseller ha presentado este martes un escrito en el que ha comunicado su decisión de dejar "sin efecto" la delegación de voto. 

Sin restricción de movimiento

Después de que la justicia belga rechazara la extradición de Comín por un error de forma en la petición del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, las medidas cautelares para Comín se retiraron. De esta forma, ya no tiene restricción de movimiento en el país. Sí hay sobre él una orden de detención en territorio español. 

La semana pasada, la Mesa dio a ERC una semana para presentar la documentación necesaria para aclarar la situación de su diputado. El plazo terminaba este martes. El nuevo presidente del Govern, Quim Torra, designó a Comín como nuevo consejero de Salud. El nombramiento, sin embargo, todavía no ha sido publicado en el DOGC, hecho que el Gobierno --que controla la Generalitat con el artículo 155--, ha rechazado. 

Mayoría simple

Tras la renuncia del voto a distancia de Comín, ERC y Junts per Catalunya suman 64 votos en el Parlament, por debajo de la mayoría simple (68). Segurán dependiendo de la CUP. Queda pendiente si Carles Puigdemont podrá conservar su voto delegado, ya que la justicia alemana tiene que decidir sobre su situación en el país. 

En el caso de que se rechazara la euroorden emitida por el Supremo contra el expresidente de la Generalitat y sus medidas cautelares también fueran levantadas, los independentistas perderían otro voto, ya que el proceso sería el mismo que con Comín.