Menú Buscar
El humorista Toni Albà colabora en el programa 'Polònia' de TV3 / EFE

Toni Albà redobla sus insultos a dirigentes no independentistas tras volver a TV3

El cómico califica despectivamente a España como "Ñordia" y lanza improperios contra Pedro Sánchez, Jaume Collboni, Manuel Valls y los comuns, entre otros

5 min

Barra libre para insultar y denostar a los dirigentes y partidos constitucionalistas. Toni Albà, cómico que lleva a gala su militancia independentista y uno de los intérpretes del programa de presunta sàtira política Polònia de TV3, continúa dando rienda suelta a su mala educación profiriendo todo tipo de improperios desde sus redes sociales contra todos aquellos que no comulgan con su ideario ultranacionalista y a quienes ejercen de oposición a su admirado Govern de la Generalitat de Quim Torra.

 

 

Toni Albà en La familia irreal / TV3

En apenas 48 horas, esta cara ilustre de la televisión pública catalana ha tenido tiempo de vejar al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez --a quien llama "Gil & Pollas", igual que al concejal barcelonés Jaume Collboni--, al diputado socialista José Zaragoza --al que califica de "idiota"--, a la Juventud Socialista de Cataluña --tildándola de "chupa esfínters"--, al concejal barcelonés Manuel Valls --reafirmándose tras haberlo llamado "trozo de cagarro", y ahora "cagarro entero"--, a los comuns --a quienes acusa de "prostitución de la política"--, al Tribunal Supremo y, ya puesto, a toda España, a la que califica con el despectivo término de "Ñordia". Y todo, a raíz de la marcha del rey emérito Juan Carlos I del país --"al que aún puedo seguir imitando", dice--, y sin contar las decenas de retuits similares de otros usuarios.

Un festival de hispanofobia que, en el caso de Albà --como en tantos otros exaltados del procés--, no es nuevo, y que le llevó incluso a ser apartado durante casi un año en 2019 tras llamar "mala puta" a la entonces líder de la oposición, Inés Arrimadas (Cs) en su perfil de Twitter.

Ofensas sin reprobación

De vuelta en TV3 desde el pasado mes de marzo en el programa Polònia de la productora de Toni Soler, Minoria Absoluta --en el que imita al rey emérito y al exonseller Alfred Bosch--, Albà vuelve a sentirse impune para ofender en sus redes sociales y saltarse las normas de estilo de la televisión pública.

De hecho, los insultos de Albà fueron condenados en el pasado por la presidenta de la Corporació Catalana de Mitjans Àudiovisuals, Núria Llorach, aunque matizó que "es un humorista", actúa "en clave de humor" y que, al ser "un colaborador", no puede ceñirse a su libro de estilo. Lo cual tampoco es así. Según éste, "los profesionales de la CCMA no pueden hacer manifestaciones públicas que comprometan la imparcialidad" de sus medios --algo que, por desgracia, se incumple con frecuencia-- ni tampoco "emitir mensajes o comentarios ofensivos o despectivos".