Menú Buscar
Oriol Junqueras y Carles Puigdemont en una imagen de archivo / EFE

Un sondeo apunta el auge de ERC a costa del hundimiento de los neoconvergentes

Junqueras empieza a rentabilizar electoralmente su apuesta por la moderación frente al radicalismo de Puigdemont y Torra

30.10.2018 20:46 h.
3 min

Una encuesta de GESOP publicada por El Periódico de Catalunya apunta una victoria de ERC y un hundimiento de JxCat/PDeCAT --que retrocedería de la segunda a la cuarta posición-- en caso de que ahora se celebrasen elecciones autonómicas.

Así, los republicanos obtendrían entre 37 y 39 escaños (frente a los 32 actuales), seguidos de Cs (que bajarían de 36 a 30-31 asientos), el PSC (que subirían de 17 a 23-24), los neoconvergentes (que perderían un tercio de los actuales 34 diputados para quedarse en 22-23), la CUP (que multiplicarían sus 4 escaños hasta 9-10), Catalunya en Comú Podem (que repetirían los 8 que tienen ahora o sumarían uno más) y el PP (que perderían uno y se quedarían con 3).

 

Mayoría independentista

Con estos resultados, los partidos independentistas mantendrían la mayoría en el Parlament. Tras las elecciones del 21D, JxCat, ERC y la CUP sumaron 70 escaños (dos más que los 68 que marcan la mayoría absoluta), mientras que este sondeo les otorga una horquilla de 68 a 72 asientos.

Todo apunta a que los 11 ó 12 diputados que perdería JxCat se los repartirían ERC (+ 5-7) y la CUP (+ 5-6).

Tripartito de izquierdas

Los datos de la encuesta harían posible un tripartito de izquierdas, pues ERC, PSC y Catalunya en Comú Podem sumarían entre 68 y 72 escaños, entre 10 y 14 asientos más que los 57 que atesoran actualmente.

Esta es una opción que cada vez gana más peso como una fórmula para romper la dinámica de bloques entre independentismo y no independentismo en la cámara autonómica, especialmente cuando la relación entre republicanos y neoconvergentes está en uno de sus peores momentos.

Aval a la política socialista

En el ámbito constitucionalista, es destacable la recuperación del PSC --que pasaría a ser la tercera fuerza del Parlament--, lo que podría explicarse como un aval a la política de distensión y de mano tendida del Gobierno de Pedro Sánchez respecto al independentismo.

En cambio, según la encuesta, el electorado catalán parece castigar la oposición frontal de Cs y PP al nacionalismo.

El referéndum, una pantalla pasada

El mismo estudio recogía, en una primera entrega publicada ayer, que los partidarios de un referéndum independentista en Cataluña se habían reducido al 42%, frente al 78,7% registrado en abril pasado.

Los sondeados se muestran más favorables a negociar una mayor autonomía para la comunidad antes que romper con el resto de España.