Menú Buscar
Pere Soler, el director general de los Mossos, y el 'major' Josep Lluís Trapero / EFE

Soler deja caer a los 'mossos d'esquadra' que se personaron en los colegios el 1-O

El director general de la policía autonómica ordena una investigación a asuntos internos para identificar a “título individual” a quienes actuaron con pasividad

3 min

El director general de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler, ha ordenado a la división de asuntos internos del cuerpo una investigación sobre “determinadas conductas individuales de miembros de la PG-ME durante el dispositivo policial del día 1 de octubre de las que se tuvo conocimiento, a fin y efecto de determinar, en su caso, posibles responsabilidades disciplinarias”.

Soler firmó esta orden de investigación el 3 de octubre, dos días después de que se celebrase el referéndum y cuando se multiplicaban las voces que, desde la Fiscalía y desde diversos juzgados catalanes, denunciaban algunos casos de posible pasividad policial de los mossos en la ejecución de la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de impedir las votaciones y de incautarse urnas y papeletas.

Inacción: si o no

“Aquellas imágenes, viralizadas y fuera de contexto, pudieron proyectar una imagen de inacción por parte de algunos agentes de la PG-ME. El objetivo de esta información reservada es tener toda la información de estas actuaciones al objeto de poder contrastarlas con las órdenes dadas por vía jerárquica”.

Esas “órdenes dadas por vía jerárquica” a las que hace referencia Soler no son otras que las recogidas en las llamadas “Pautas de actuación para dar cumplimiento a las órdenes dadas por el TSJC en el marco de las diligencias previas 3/2017”. Esas órdenes obligaban a los agentes que se personaron en los colegios a rellenar una especie de ficha en la que debían apuntar “las incidencias detectadas”.

Investigación no judicial

Esta línea de investigación abierta por el director general nada tiene que ver con las diligencias al respecto impulsadas por la juez de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, o por la magistrada del TSJC Mercedes Armas.

Soler lo deja bien claro en un comunicado a sus agentes en el que añade que “la finalidad de estas peticiones es dar la respuesta más completa, rigurosa y adecuada a los requerimientos de la autoridad judicial respecto a las actuaciones de la PG-ME en la jornada del 1 de octubre, en el bien entendido que ha de ser, precisamente esto, lo que ha de aportar una mayor seguridad jurídica a todo los agentes que participaron en el dispositivo”.

Por otro lado, la Guardia Civil pregunta, a través de la juez Lamela, por qué los Mossos cerraron determinados colegios y no otros durante el 1-O, una pregunta exactamente igual a la que el juez de instrucción número 7 de Barcelona ha formulado a los equipos de intervención de la Benemérita y de la policía que actuaron aquel día.