Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El síndic, Rafael Ribó, durante la presentación de su informe ante el pleno del Parlament de Cataluña / EFE - ENRIC FONTCUBERTA

El síndic ve la condena a los políticos presos "una de las mayores injusticias" desde la dictadura

Los partidos de la oposición denuncian la falta de imparcialidad del equivalente al defensor del pueblo en Cataluña y los independentistas le agradecen su apoyo a la amnistía

6 min

El síndic --equivalente al defensor del pueblo de Cataluña--, Rafael Ribó, ha vuelto a dejar en entredicho su imparcialidad con un nuevo y encendido alegato a favor de los mandatarios encarcelados por el referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia de 2017. Así han valorado los partidos no soberanistas su intervención de este jueves en el pleno del Parlament, donde ha llegado a calificar la condena a los políticos presos del procés como "una de las mayores injusticias que se han cometido desde la muerte del dictador" Francisco Franco en 1975.

En el cargo desde hace casi 17 años, y con su mandato caducado desde hace dos, Ribó ha vuelto a alinearse una vez más con los postulados de los dirigentes secesionistas, a los que ha expresado su pleno apoyo apuntando que la solución a sus condenas por sedición y malversación impuestas por la justicia debe ser, en su opinión, la amnistía y la reforma del Código Penal, no los indultos.

Ribó ha presentado en la Cámara el informe del Síndic de Greuges de 2019, en el que califica la sentencia de los políticos presos de absolutamente desproporcionada y fuera de contexto, y en el que exige acabar con las causas de "muchas personas, centenares, de ideologías diferentes y que tienen papeles diferentes en el 1-O, desde manifestantes a agentes".

"Una pieza más del tablero independentista"

Los partidos de la oposición han acusado a Ribó de partidismo y falta de neutralidad. En el debate, la diputada del PSC Marta Moreta le ha reprochado al síndic haber sido en los últimos 10 años "una pieza más del tablero de ajedrez" independentista, y ha puesto en cuestión su ética profesional, por lo que cree que ya debería haber dimitido. "No ha sido el defensor de los ciudadanos, sino del Govern, y no ha ejercido sus funciones con neutralidad", ha abundado.

El diputado de Cs Nacho Martín Blanco ha afeado a Ribó ser "un síndic fundamentalmente de la parte de la ciudadanía que profesa la fe independentista" y ha lamentado la vulneración de derechos que ha habido en ámbitos como la propiedad privada, la libertad de circulación, en salud y en colectivos como los Mossos d'Esquadra, Policía Nacional y Guardia Civil.

"El Mister Proper del separatismo"

En la misma línea se ha pronunciado Lorena Roldán (PP), que ha acusado a Ribó de hacer informes de parte a favor de los nacionalistas, pese a ser una institución que pagan todos los catalanes, por lo que cree que se le recordará como el menos independiente: "Como blanqueador del separatismo es más efectivo que la lejía. Es el Mister Proper del separatismo".

Sergio Macián (Vox) le ha reprochado al síndic que "más que defensor del pueblo actúa como correa de transmisión del Govern separatista", y le ha afeado denunciar en este y otros informes el encarcelamiento de los líderes del 1-O, pero no la vulneración sistemática de los derechos de los catalanes que cree que se ha hecho el Parlament y las instituciones catalanas.

Informe previo a la pandemia

Desde los comuns, Joan Carles Gallego ve una anomalía abordar este año un informe de 2019 y también ha urgido a relevar a Ribó para dar un nuevo impulso a la institución porque, a su juicio, Cataluña no puede depender de la buena o mala relación entre ERC y Junts: "Hay quien se cree que vive en el país del 51%", ha dicho, y ha enfatizado su preocupación por cuestiones que recoge el síndic en vivienda, salud, el modelo residencial y la lucha contra la violencia machista.

El apoyo de Ribó ha sido aplaudido desde las formaciones secesionistas, que comparten con él su apoyo a la amnistía de sus nueve dirigentes en prisión. Najat Driouech, de ERC, ha aprovechado la ocasión para reclamar, además, un nuevo modelo de orden público en Cataluña.

Desfasado

Por su parte, el abogado Jaume Alonso-Cuevillas (Junts) ha criticado el sistema judicial y ha lamentado que, ante los mismos hechos, el Tribunal Supremo condenara a los políticos presos a penas de entre 9 y 13 años de cárcel mientras que la Audiencia Nacional dictó sentencia absolutoria a la cúpula judicial de los Mossos. Carles Riera, de la CUP, ha lamentado que no se haya renovado la figura del síndic pese a realizar una valoración positiva de su trabajo realizado.

En su informe, el síndic también denuncia los problemas y discriminaciones en materia de vivienda, laboral y salud, si bien ya desfasados, pues su valoración es previa a la pandemia de coronavirus.