Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Puigneró, en el programa FAQS de TV3

Puigneró, vicepresidente del Govern, no se conforma con los indultos y sugiere un "segundo embate"

El dirigente de JxCat se queja de que "no resuelven ni el exilio ni los encausados" y exige la amnistía y un referéndum de "autodeterminación" en Cataluña

4 min

Los planes de "concordia" y apaciguamiento con el nacionalismo catalán a los que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha apelado para justificar su intención de indultar a los presos del procés no están suscitando, por ahora, un gran recibimiento entre los dirigentes secesionistas. Al desprecio de alguna de sus asociaciones afines, como la ANC, o los recelos de mandatarios como la presidenta del Parlament, Laura Borràs, se han sumado ahora los del nuevo vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró (JxCat), que al igual que ella advierte de que la medida no es suficiente e insiste en exigir la "amnistía" y un referéndum de "autodeterminación" en Cataluña.

Puigneró, vicepresidente de la Generalitat y conseller de Políticas Digitales y Territorio, plantea incluso la posibilidad de llevar a cabo un nuevo desafío al Gobierno español en caso de no conseguir sus objetivos. Así, en una entrevista al programa FAQs de TV3, ha asegurado que si en la denominada mesa de diálogo entre el Ejecutivo español y dirigentes secesionistas no se obtienen los resultados que espera, se procederá a "preparar un posible segundo embate que tendrá que estar consensuado con todo el independentismo".

Negociar "de tú a tú con España"

"Lo que resuelve realmente el conflicto es poner encima de esa mesa de diálogo tres grandes temas: el reconocimiento por parte del Estado de Cataluña como sujeto político que puede negociar de tú a tú; la represión y la amnistía" y un referéndum de "autodeterminación" en Cataluña.

Puigneró, hombre fuerte del nuevo Govern de Pere Aragonès y uno de los dirigentes más cercanos al fugado Carles Puigdemont en JxCat, asegura que desde el Ejecutivo catalán empezarán a estudiar una posible fecha para esa mesa de diálogo, que "sólo tiene que abordar la resolución del conflicto, no otras cuestiones". Y que será Aragonès quien llevará la iniciativa de ese encuentro.

En este sentido, Puigneró subraya que los indultos a los condenados por sedición y/o malversación, entre otros delitos, no bastan para apaciguar lo que denomina "conflicto" de Cataluña. "Resuelven siete casos, pero no resuelven ni el exilio ni los 3.000 encausados" que, según dice, existen "por el proceso independentista".

Quiere agotar sus cuatro años de mandato

El mandatario posconvergente, no obstante, considera que la mesa de diálogo es "un primer paso para solucionarlo", y ha apuntado su deseo de agotar sus cuatro años de mandato, a pesar de la moción de confianza pactada entre la CUP y ERC en un plazo de dos años para valorar los avances del Govern en clave nacionalista.

Preguntado sobre la grave crisis sanitaria, social y económica causada por la pandemia de coronavirus, Puigneró está convencido de que 2022 será "el año de la reactivación económica", una lucha que, anuncia, estará compartida y será compatible con avanzar hacia la secesión de Cataluña.