Menú Buscar
Independentistas catalanes, con pancartas de apoyo al prófugo Puigdemont junto al Parlamento Europeo / EFE

Puigdemont ataca a la UE y dice que su causa es "la de todos los europeos"

El expresidente de la Generalitat considera que "Europa necesita un refuerzo democrático" y exige a la Eurocámara que corrija "la deriva de represión"

02.07.2019 16:54 h.
6 min

Carles Puigdemont ha insistido este martes en sus ataques a la Unión Europea para denunciar su situación personal y la del resto de exdirigentes de la Generalitat fugados de la Justicia española por el referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia de octubre de 2017.

El expresidente de la Generalitat ha eludido desplazarse a Estrasburgo para evitar el riesgo de ser detenido en Francia, pero se ha dirigido a través de un vídeo grabado desde la ciudad alemana de Kehl a los cerca de 10.000 manifestantes independentistas que en este día laborable han viajado a tierras galas para protestar junto al Parlamento Europeo. Una concentración cuyo objetivo principal era reclamar que tanto el prófugo como el también huido Toni Comín y el exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, en prisión preventiva por el procés, puedan ejercer como eurodiputados. 

"Deriva de represión"

Puigdemont ha sostenido que su causa "es la lucha por los derechos de todos los europeos", y se ha permitido reclamar a la nueva presidencia de la Eurocámara que "corrija la deriva de represión y regresión" que, a su juicio, ha tenido hasta ahora.

"Están a tiempo de demostrar que ésta es la cámara donde los europeos quieren verse representados ante cualquier tendencia de los Estados y los poderes", ha advertido Puigdemont, uno de los impulsores de las ilegalizadas leyes de desconexión del 6 y 7 de septiembre de 2017, en un mensaje muy crítico con las instituciones democráticas europeas y españolas.

"Lucharemos hasta el final"

El líder postconvergente ha aludido a los resultados de los partidos independentistas catalanes en las elecciones europeas del pasado 26 de mayo: "Esto es lo que decidisteis 2,2 millones de personas", ha apuntado, subrayando, según él, que los líderes soberanistas han iniciado un trayecto que debe llevar a la resolución de este conflicto. "Sabéis que estamos luchando, y que lucharemos hasta el final para poder ser vuestros representantes", ha indicado.

"Sabemos que no es fácil, pero lo haremos por vosotros y todos los ciudadanos europeos que tienen derecho a ver respetado su derecho al sufragio, que creen en la democracia y que creen que los votos de los catalanes son tan válidos como otro ciudadano europeo", ha añadido.

Ataques al Gobierno español y la UE

El líder de la formación neoconvergente Junts Per Catalunya (JxCAT) ha considerado un "fracaso" del Gobierno español la presencia de los manifestantes en Estrasburgo pues, en su opinión, muestra que el independentismo catalán ha logrado "internacionalizar" su causa.

"No pararemos porque somos muchos, y cada vez más, los que decimos que Europa necesita un refuerzo democrático, que de esta forma Europa no nos interesa. Que una Europa donde los buenos, las voces plurales de sus ciudadanos no solo no sean escuchadas, sino que no tengan los derechos garantizados, no es nuestra Europa", ha señalado Puigdemont, procesado en España por los presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos por el procés.

"No es sólo por los catalanes"

El expresident, que se hallaba junto al exconseller y también huido de la Justicia española Toni Comín, ha asegurado que su lucha "no es solo por los derechos de los catalanes, sino por los de más de 500 millones de ciudadanos europeos que deben ver si finalmente el Parlamento Europeo es o no la Cámara que les representa".

"Sin respeto al voto ciudadano no hay democracia posible. Y eso lo haréis posible vosotros [...] y todos los que en la prisión o en el exilio nos arriesgamos, luchamos, trabajamos y sobre todo no nos rendimos", ha agregado.

Gritos de "president, president"

La intervención de Puigdemont ha sido recibida con gritos de "¡president, president!" por parte de los miles de manifestantes que han acudido en autobuses y otros medios de transporte a lo largo del día a la convocatoria del autodenominado Consell Per la República.

Durante la mañana, algunos de ellos han tenido que ser atendidos por el calor, y en algún momento se han vivido escenas de cierta tensión con la policía francesa, sin que la cosa fuera a mayores.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información