Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Xavier Gatius (i), exdirector de la ciberseguridad catalana, en una imagen de archivo / GENCAT

La ‘puerta giratoria’ del exdirector de la ciberseguridad catalana

Meses después de dejar la secretaría de Políticas Digitales, Xavier Gatius se incorpora a Ernst & Young, que ha tenido como cliente al Cesicat

6 min

Apenas siete meses después de abandonar la secretaría de Políticas Digitales, Xavier Gatius se incorporó a la consultora Ernst & Young (EY), empresa que ha trabajado para la ciberseguridad catalana. Tanto esta empresa como la Generalitat aseguran a Crónica Global que el fichaje no vulnera las normas de incompatibilidad de los altos cargos. Y así consta en un informe de la Dirección de Función Pública que pidió el propio interesado tras decidir volver al sector privado.

Gatius, que fue directivo de la empresas Concatel, fue nombrado en abril de 2013 director general de la Agencia Catalana de Ciberseguridad. Por aquel entonces, este organismo se denominaba Cesicat (Centro de Seguridad de la Información de Cataluña) y estaba llamado a ser el embrión del CNI catalán. Gatius asumió ese cargo durante los gobiernos de Artur Mas y Carles Puigdemont.

Jordi Puignero, vicepresidente y responsable de Política Digitales, en la presentación de los nanosatélites, uno de los proyectos estrella de la NASA catalana / GENCAT
Jordi Puigneró, vicepresidente y responsable de Política Digitales, en la presentación de los nanosatélites, uno de los proyectos estrella de la NASA catalana / GENCAT

En junio de 2018, ya con Quim Torra al frente de la Generalitat, Gatius fue nombrado secretario general de Políticas Digitales y Administración Pública, departamento cuyo titular era Jordi Puigneró. En estos momentos, ese negociado forma parte de la Vicepresidencia del Govern, también con el político de Sant Cugat del Vallès al frente pero como vicepresidente del Ejecutivo liderado por ERC. 

Salida del Govern

“Antes de que finalizaran esa legislatura, Gatius trasladó a Puigneró su intención de abandonar la política, no participar del siguiente equipo de gobierno y volver al sector privado”, explican a Crónica Global fuentes políticas.

La salida del alto cargo se hizo efectiva en junio de 2021, después de que el republicano Pere Aragonès designara al nuevo Ejecutivo catalán. El pasado enero, Gatius se incorporó a Ernst & Young, como él mismo explica en su perfil de Linkedin. En esta red social se presenta como “ejecutivo con más de 20 años de experiencia en el sector tecnológico y una trayectoria acreditada tanto en el sector público como en el privado ocupando posiciones de dirección y alta dirección”. 

gatius
Perfil de Linkedin de Xavier Gatius

EY, empresa que tiene como cliente a la Generalitat

Tanto la Generalitat como la consultora aseguran que el fichaje de Gatius no vulnera las normas de incompatibilidad. Fuentes de EY, empresa que tiene como cliente a la Generalitat --trabajó para el Cesicat tras ganar el correspondiente concurso público--, precisan a este medio que Gatius no se incorpora en calidad de socio o de directivo, sino como consultor, y que “no va a participar en ningún proyecto relacionado con su anterior cargo público”.

Añaden que se ha seguido el procedimiento habitual en los casos de fichaje de personas que han trabajado en el sector público, consistente en “tener luz verde, tanto a nivel interno como de la administración, en este caso, de la Generalitat”. En 2013, la consultora fichó a la exconsejera catalana de Justicia, Pilar Fernández Bozal, y al exjefe de Inspección de Hacienda en Cataluña, José Luis Prada.

Normas de incompatibilidad

El régimen de incompatibilidad está establecido en la Ley 13/2005, de 27 de diciembre, del régimen de incompatibilidades de los altos cargos al servicio de la Generalitat. En este sentido, en su artículo 7 establece que durante los dos años siguientes al cese en el cargo para cuyo ejercicio hayan sido nombrados, elegidos o designados, no pueden realizar actividades privadas relacionadas con los expedientes en cuya resolución hayan intervenido directamente en el ejercicio del alto cargo. "En ningún caso el señor Gatius ha intervenido directamente en la resolución de ningún expediente a favor de EY en calidad de Secretario General o de Director por suplencia de la EAPC (es decir, como alto cargo)", explican portavoces de Vicepresidencia.

Tras tomar "la decisión personal de retornar a la trayectoria privada", añaden estas fuentes, Gatius "solicitó por escrito a la Dirección General de Función Pública una aclaración sobre la prohibición de intervenir en actividades privadas después del cese como alto cargo donde se informaba del detalle de los aspectos a tener presentes. En ninguna de ellas concurrían aspectos que tuvieran relación con su incorporación a EY en los términos y condiciones con las que ha suscrito su relación laboral".

Precisaba el informe que los dos años "cuentan a partir del cese en el cargo, por tanto, en el caso de la dirección general de la Fundación Cesicat, los dos años computan a partir del 2 de junio de 2018, fecha del cese, por lo que, a la fecha de este escrito, ya han transcurrido".