Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Clara Ponsatí, quien dice que la independencia solo será posible a través de la "insurrección civil" / EP

Ponsatí defiende que la independencia vale la vida de una persona

La eurodiputada reprocha a Puigdemont que frenase la declaración unilateral de independencia por el temor de una escalada violenta: “Cada uno debe saber qué coste está dispuesto a pagar”

4 min

La actual eurodiputada de JxCat Clara Ponsatí ha defendido que la independencia de Cataluña es tan importante “como para valer la vida de una persona”. La que era consejera de Educación en 2017 en Cataluña ha cargado en una entrevista con Gemma Nierga en Café d’Idees de La 2 y Ràdio 4 contra la decisión del también fugado Carles Puigdemont de frenar la declaración unilateral de independencia (DUI) tras la votación del 1 de octubre.

Reitera de este modo la tesis que expone en su libro de memorias, Molts i ningú (ed. La Campana), de que el Gobierno catalán erró de forma profunda en la estrategia que siguió tras la votación. Reprocha a Puigdemont que frenase la segregación unilateral con el argumento de que “habría muertos” porque el Estado actuaría a cualquier precio”. “Yo también lo creía, podía haber sangre. Pero si ellos estaban dispuestos a hacerlo, nosotros debíamos estar dispuestos a pagarlo. Retirarse porque ellos amenazan es aceptar su violencia”, sostiene en el libro.

El Estado, el único violento

Al ser preguntada por si considera que la independencia es tan importante como para valer la vida de una persona, Ponsatí ha sido meridianamente clara: “Yo creo que sí”. La profesora de economía asegura que es una “pregunta muy pertinente” que se debería plantear “a mucha más gente”.

La exconsejera y actual eurodiputada independentista, Clara Ponsatí, durante la entrevista / RTVE
Clara Ponsatí en TVE

“No sé cuántas veces se le ha hecho esta pregunta a algún líder del independentismo. Tengo muchos amigos y conocidos que, en los meses posteriores al 1-O, esta pregunta la contestaban como yo, mucha gente”, indica. Ha rechazado que la violencia no se contemple “bajo ningún concepto” en el proceso de segregación de Cataluña de España con un apunte. Solo se refiere a la posibilidad de que el Estado “cause muertes” para tratar de impedir la DUI.

Saber qué coste se está dispuesto a pagar

Ha sostenido que fue una posibilidad real en el 1-O: “Tuvimos la suerte de que no hubiese nadie que muriese, pero con el nivel de violencia que hubo, podría haber pasado”. “No digo que tengamos que hacer sacrificios humanos, pero todas las grandes causas han tenido sacrificios muy importantes. Cada uno debe saber qué coste está dispuesto a pagar”, ha remarcado.

En cuanto a la mesa de diálogo, también ha sido clara en que no la contempla como un mecanismo útil. “No existe, es un objeto imaginario”, ha sostenido, “se han hecho una foto, pero no hay ningún tipo de negociación”. Según su punto de vista, la única alternativa posible es repetir la DUI, pero sin frenarla por miedo a una escalada violenta. La que, según ella, iniciará el Estado si se vuelve al momentum.