Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manifestantes constitucionalistas ante la Jefatura Superior de Policía de Cataluña / EFE

Colau ultima el plan para echar a la Policía de la vía Laietana

El Ayuntamiento de Barcelona desafía a Marlaska y acelera los trabajos para desalojar al CNP de la Jefatura Superior

3 min

El gobierno municipal de Ada Colau ultima el plan para echar a la Policía Nacional de la vía Laietana de Barcelona. El Ejecutivo local desafía de este modo al ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, y perfila la hoja de ruta para museizar el edificio de la Jefatura de la Ciudad Condal. 

Así lo ha anunciado el concejal de Ciutat Vella y Memoria Democrática, Jordi Rabassa, quien ha tildado de "desconsiderada" la negativa del socialista de trasladar la sede policial a otro lugar. Lo que es más, el edil ha avanzado que "se ha llegado a un principio de acuerdo" para el plan de usos del edificio y se "está a punto de incoar" la catalogación del inmueble. 

"Será un museo contra la represión"

Rabassa ha señalado que todos estos esfuerzos van en la dirección de rediseñar la Jefatura Superior de Policía como "espacio de recuerdo de la represión" dentro de la red museística de Barcelona. En ella también figuran localizaciones como el centro cultural El Born y la antigua cárcel Modelo. 

El Ministerio del Interior rechaza esta transformación, que será posible, según el concejal de Barcelona en Comú, por el "principio de acuerdo" alcanzado con las entidades vecinales de la zona para reconfigurar el edificio. Ha defendido que ayudará al cambio la incoación del expediente de catalogación como Bien Cultural de Interés Local (BCIL) que "está a punto de empezar" por parte del consistorio. 

Marlaska lo rechazó

El plan municipal, que consta de esta doble vía, entra en colisión con la postura del Ministerio del Interior con respecto a esta comisaría. El titular del Departamento indicó en abril que la Jefatura se mantendrá en la vía Laietana "por motivos operativos". El ministro agregó que los policías visten el uniforme desde hace 40 años con "valores constitucionales" y rechazó que se tuvieran que apear del lugar por lo ocurrido allí durante el franquismo.  

El gobierno local de Barcelona se aleja de esta postura de la Moncloa, donde también gobiernan en acuerdo socialistas y podemitas. Rabassa achaca a "desacuerdos" en el marco de un "gobierno de coalición" el choque entre la opción que se defiende a capa y espada desde el Ayuntamiento y el Ministerio. El concejal de BComú ha recordado que, recientemente, "los independentistas han mostrado desacuerdos similares" para negociar un Govern para Cataluña.