Menú Buscar
Inés Arrimadas, Lorena Roldan y Carlos Carrizosa en un acto de Ciudadanos / EFE

Los planes de Arrimadas: no a la baronía, sí a Cataluña suma

La formación naranja reivindica la dureza de su discurso y la estructura centralizada del partido frente a los críticos: “No somos ni leninistas ni asamblearios”

7 min

“Ni somos leninistas ni asamblearios”. Habla Miguel García, miembro del consejo general de Ciudadanos y portavoz del partido en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), quien en declaraciones a Crónica Global, defiende la estrategia de Inés Arrimadas, así como la dureza del discurso de su partido ante el procés. Precisamente hoy, L'Hospitalet acoge un acto de Arrimadas con la militancia con su apuesta por la fórmula Cataluña Suma sobre la mesa, esto es, una alianza preelectoral con PP tal como se hizo en Navarra.

Hasta ahora, Cs había rechazado este pacto en la comunidad catalana, mientras que los populares catalanes sí eran partidarios. El declive electoral de la formación naranja ha cambiado las cosas y ahora Arrimadas se aviene al acuerdo, mientras desde el PPC, liderado por Alejandro Fernández, aseguran que todavía no se han producido contactos oficialmente, aunque recuerdan que siempre han avalado esa entente.

Dirigentes catalanes críticos

Pero pocos cambios más defiende la candidata a liderar el partido respecto a su predecesor, Albert Rivera. Su equipo reivindica la dureza de su discurso en Cataluña y la estructura centralizada del partido.

García responde a las críticas de Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León, quien ha anunciado que presentará candidatura alternativa en la asamblea general que Cs celebrará los días 14 y 15 de marzo. Igea participó el pasado viernes en Barcelona en la presentación de la la plataforma Ciudadanos Eres Tú. Su objetivo es reclamar más protagonismo de la militancia en la toma de decisiones.

Asistieron los diputados de Cs en el Parlament Sergio Sanz, Antonio Espinosa, Carmen de Rivera y María Francisca Valle y los fundadores del partido Xavier Pericay, Ferran Toutain y Félix Pérez Romera. Tal como informó este medio, hace meses que sectores de Cs critican el cesarismo que impuso Rivera en el partido y abogan por cambios en los estatutos.

Contra la vieja política

Miguel García, dirigente catalán de Cs, abandonó el PSC hace ocho años porque “el PSOE vació las arcas andaluzas y ha perdido la ‘o’ de obrero”. No quiere que su partido utilice los métodos de la vieja política y cree que Francisco Igea “lo pretende por intereses espúreos" al plantear una organización más abierta y territorializada.

Respeta que los críticos se presenten a las primarias e intenten arrebatarle a Arrimadas el liderazgo del partido en la asamblea general –desde la renuncia de Rivera, la dirección está en manos de una gestora--, pero “lo que no es legítimo es que divida al partido”.

"No puede haber reinos de Taifas"

Está claro que las acusaciones lanzadas por el crítico contra una estructura que tilda de “leninista” ha molestado, y de qué manera, a la ejecutiva de Cs. “El sistema de baronías que propone no es bueno. No podemos convertir el territorio español en reinos de Taifas. Necesitamos un partido fuerte”, afirma el político catalán.

Miguel García, portavoz de Ciudadanos en L'Hospitalet de Llobregat / EFE
Miguel García, portavoz de Ciudadanos en L'Hospitalet de Llobregat / EFE

Niega que la estructura de Cs sea demasiado vertical, es decir, que la toma de decisiones esté demasiado centralizada, como sostiene Igea. “Existe debate y la militancia es escuchada. En Cataluña no estamos marginados. El sistema de baronías que plantea supone que cada territorio mira por su interés, y eso es insolidario. Cs cree en una España solidaria y sin privilegios en ningún territorio, con un discurso único y consensuado en todos los territorios. Igea se equivoca”.

"No podemos hacer el juego a los separatistas"

Insiste en que el sistema que plantea el sector crítico es propio de un PSC “que le hace el juego a los separatistas, que sí creen en los privilegios. No es nuestro estilo. Cs no lo puede permitir. No podemos repetir los fallos de los viejos partidos”. García entiende que “cada territorio tiene sus peculiaridades, Extremadura puede reclamar una mejora de las telecomunicaciones o Cataluña, ampliar sus infraestructuras, pero no puede haber un discurso por encima de otro”.

García precisa que en Ciudadanos “no somos asamblearios como Podemos; eso es un caos. El comité nacional tiene en cuenta las agrupaciones territoriales. No es cierto que no haya libertad” y acusa a Igea de “querer abrir al partido en canal: dice que no cuestiona el liderazgo de Inés, pero engaña”.

Sobre la dureza del discurso que se atribuye a su partido, afirma que “frente a los enemigos de España, nuestro discurso debe ser contundente. Debemos defender la unidad con valentía ante quienes quieren hacer jirones de España. Sánchez pacta con quienes han dado un golpe de Estado, pero el Estado de derecho está por encima de todo”.