Menú Buscar
Un socorrista llama la atención a Artur Mas (con bañador azul) por bañarse con bandera roja / EP

Abucheado y reprendido por un socorrista: el verano negro de Mas en Menorca

El 'expresident' de la Generalitat de Cataluña sufrió un escrache, se saltó la prohibición de bañarse en una cala y fue ridiculizado por Xavier García Albiol

24.08.2018 12:22 h.
4 min

Un verano de infarto para Artur Mas en Menorca. El expresidente de la Generalitat de Cataluña ha sufrido una serie de incidentes que le han amargado sus días de asueto en la más septentrional de las Islas Baleares. Además de los insultos recibidos cuando navegaba a bordo de un yate, el expresident se saltó la prohibición de bañarse en una cala con bandera roja y fue reprendido por un socorrista, fue ridiculizado por Xavier García Albiol y sufrió otro escrache en Mahón.

Mas, que huye de los días de más calor en el chalé propiedad de su esposa, Helena Rakosnik, en Fornells (Es Mercadal), no gana para sobresaltos. El primero de ellos lo tuvo el pasado 26 de julio, cuando participó en un coloquio organizado por Menorca a Debat en Mahón. A la puerta del Ateneo de la ciudad le esperaba un grupo de personas que, ataviadas con banderas de la isla y españolas, lo increparon y reivindicaron la unidad de España.

Un baño en el 'Estado opresor'

Tras ello, el ex jefe del Ejecutivo autonómico se puso en la diana de Xavier García Albiol, presidente del PP de Cataluña. El líder popular tuiteó el pasado 15 de agosto una foto de Mas y Rakosnik bañándose en aguas cristalinas en Menorca. Acompañó la captura con la frase: "Aquí Artur Mas sufriendo en primera persona las consecuencias de vivir en un Estado opresor que encarcela a los políticos por sus ideas. ¡¡Cuanto sufrimiento!!".

La constelación tuitera independentista reaccionó al mensaje político de Albiol lanzándose al cuello del político. Se metió en el debate hasta Toni Soler, productor, periodista e influencer de la comunidad virtual secesionista.

Se salta la bandera roja

Hay más. Tres días después de que el tuit del presidente del PP lo ridiculizara en las redes sociales, Artur Mas se metió él solo en un lío. Fue en el idílico paraje de Cala Galdana de Menorca, cuando el expresident hizo caso omiso de la bandera roja que ondeaba en la ensenada y se metió en el mar a nadar. El socorrista de la playa lo llamó a capítulo y le recordó las normas de buen uso del arenal.

El via crucis de Mas en Menorca este año ha acabado, por el momento, hoy, cuando ha trascendido que un grupo de personas lo increpó al grito de "Viva España" y "cobarde" cuando el expresidente catalán navegaba en un yate en las aguas al norte de la isla, cerca del faro de Fàvaritx. Los bañistas lo conminaron también a "Robar el barco", en referencia al caso de las comisiones ilegales del 3% que destruyó el partido que lideró: Convergencia Democràtica de Catalunya (CDC).