Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agendas Cruzadas Círculo Ecuestre / CÍRCULO ECUESTRE

Iván Redondo: "Cataluña se divide entre los que están del lado del problema o de la solución"

El exjefe de gabinete de Pedro Sánchez ve falta de "audacia" en los dos principales líderes nacionales y cree que en la situación actual se requieren "pactos"

6 min

Iván Redondo, quien fue el jefe de gabinete del presidente del Gobierno de España, ha rechazado dividir a los catalanes entre independentistas y constitucionalistas. En una conferencia en el Círculo Ecuestre de Barcelona junto al periodista Toni Bolaño, Redondo ha asegurado que “el eje en Cataluña se divide en dos espacios políticos sencillos: los que están del lado de las soluciones y los que están del lado de los problemas”.

Ha defendido el papel del PSC, aunque sin mencionarlo explícitamente, por tomar decisiones “en momentos clave por los catalanes y por los españoles”, y ha vuelto a sacar pecho de los indultos que dio el Gobierno de España a los líderes independentistas. “En el lado de la solución se abandona el desencanto y se busca un acuerdo”, ha explicado.

Defiende al PSC

Como ha hecho en otras ocasiones, el asesor ha dado su visto bueno al papel que está ejerciendo el líder del PSC, Salvador Illa, por ofrecer al Govern la posibilidad de pactar los presupuestos de la Generalitat. Ha lamentado que el ejecutivo catalán sólo elija a la CUP para aprobar las cuentas y descarte otras opciones: “No entiendo que se autodescarte en el diálogo político una opción como la de facilitar que haya unos presupuestos”, ha añadido.

Asimismo, ha vaticinado que los partidos que se posicionen en el eje de las soluciones serán quienes “saldrán beneficiados” en las elecciones municipales de 2023. En este lado están, según Bolaño, tanto el PSC como ERC, quienes son “competidores directos” en la próxima cita electoral, lo cual explica que constantemente se estén mirando “de reojo”.

Falta de “audacia”

Iván Redondo considera que España se encuentra en un “contexto de cambio y de transformación” y se enfrenta a “retos importantes” a raíz de la pandemia que requieren de “audacia”. Es un tributo que, a su parecer, no tienen ni el actual presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ni el líder del PP, Pablo Casado.

Cree que la política “está instalada en el miedo marcado por la incertidumbre desde el que es difícil construir algo bueno”. Redondo ha defendido la necesidad de llegar a “pactos” y ha lamentado que ambos líderes políticos no se sienten para acordar cuestiones concretas. “La disputa por la presidencia explica por qué la primera y la segunda fuerza no se sientan”, ha sentenciado.

Yolanda Díaz, posible presidenta

En este contexto cambiante, Redondo ha vuelto a alertar de que podría haber tres aspirantes a presidentes del Gobierno: Pedro Sánchez, Pablo Casado y ha incluido a Yolanda Díaz, quien en estos momentos empata con el líder socialista con un 37% en cuanto a capacidad para gobernar. Casado tiene un 32% y, por detrás, queda Santiago Abascal de Vox.

Por otro lado, ha defendido el “liderazgo colaborativo”, es decir, que un determinado líder elija a otro con quien comparte espacio político, aunque provenga de un partido diferente. “Si eres capaz de compartir el poder eres mucho más fuerte”, ha explicado Redondo, refiriéndose por ejemplo a Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso y a Pedro Sánchez y Yolanda Díaz. “Un líder fuerte es el que da espacio a otro sin miedo”, ha explicado Redondo, algo en lo que ha coincidido Toñi Bolaño, que ve a los líderes de los dos principales partidos “acomplejados”.

Responsabilidad de “proteger”

Iván Redondo y Toñi Bolaño han sido los invitados este martes en las conferencias ‘Agendas cruzadas’ que organiza el Círculo Ecuestre, aprovechando la reciente presentación del libro Moncloa: Iván Redondo. La política o el arte de lo que no se ve. Ha hablado del papel de los asesores políticos como “personas independientes” que no forman parte de ningún partido, sino que “aspiran a la mejor recomendación”.

A Iván Redondo se le han atribuido responsabilidades como la moción de censura para quitarle la presidencia del Gobierno a Mariano Rajoy. Él cree que forma parte de su trabajo por “jugar en el centro del campo” y por “proteger” al líder. “Proteger es responsabilidad de los asesores y eso implica que te echen las culpas”, ha concluido.