Menú Buscar
Meritxell Borràs, consejera de Gobernación, principal investigada por la compra de urnas para el referéndum, en una imagen de archivo / EFE

La Guardia Civil interroga a funcionarios del Govern por el censo de catalanes en el extranjero

Un juzgado investiga la campaña institucional que anima a los residentes en el exterior a registrarse para votar en el referéndum del 1-O

3 min

Media docena de funcionarios de la Generalitat han sido interrogados por la Guardia Civil este miércoles. El Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona los ha citado en una investigación abierta alrededor de la campaña institucional que anima a los residentes en el exterior a registrarse para votar en el referéndum previsto para el 1 de octubre.

Es el mismo juzgado que abrió diligencias al exjuez Santi Vidal por sus afirmaciones sobre la información ilegal presuntamente recogida por la Generalitat en torno al historial fiscal de los catalanes.

Entre los interrogados figuran trabajadores públicos del Departamento de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores. Los agentes también han citado a personal de la agencia de publicidad que hizo el anuncio. Fue el 24 de marzo cuando la Fiscalía Superior de Catalunya abrió diligencias para investigar si el Govern preparaba la votación.

El anuncio de la Generalitat

El ministerio público se basa en la información publicada en varios periódicos sobre el anuncio de la Generalitat que anima a los catalanes que residen fuera del territorio a registrarse en el censo para participar en el referéndum previsto sobre la independencia de Cataluña.

campaña referendum censo exterior

Imagen de la campaña para la inscripción en el censo para el referéndum de catalanes residentes en el exterior / CG

Las diligencias se han abierto por presuntos delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de fondos públicos, ya que las acciones de preparación del referéndum pueden infringir las decisiones del Tribunal Constitucional.

“Presiones” de la Fiscalía y la Guardia Civil

La consejera de Gobernación, Meritxell Borràs, la principal investigada por la compra de urnas de la Generalitat ha asegurado que el Gobierno central presiona a las empresas para que no colaboren con la Generalitat en cuestiones como la fabricación de urnas. También ha calificado el interrogatorio a varios funcionarios del Govern, que no ha confirmado, como la vuelta a los tiempos del franquismo. Ha manifestado que se trata de “presiones impresionantes y de otra época a empresas y funcionarios” por parte de Madrid, en declaraciones a Catalunya Ràdio.

Por su parte, el director de proyectos de Plastic Express, una de las empresas que había concursado en la licitación de las urnas para el referéndum –que finalmente se ha declarado desierta–, ha asegurado que no han recibido ningún tipo de presión. Lo ha dicho en una entrevista en RAC1 la mañana de este miércoles.

Destacadas en Política