Menú Buscar

Independentistas "sin complejos", al asalto de Barcelona

El periodista Jordi Graupera, investigador en Estados Unidos, reúne apoyos para presentarse a la alcaldía de la capital catalana con un programa separatista desinhibido

El independentismo purista de vuelca con Graupera, que impulsa un proyecto sin complejos para Barcelona
13.03.2018 00:00 h.
4 min

“Barcelona és capital”. Es el lema de la conferencia que prepara el periodista e investigador en filosofía política Jordi Graupera. Desde Estados Unidos, en la universidad de Princeton, Graupera, presente en los medios de comunicación catalanes, defiende un proyecto independentista “sin complejos”, como apuntan algunos de sus amigos, desinhibido, con la intención de romper amarras y poner en pie un nuevo estado en Europa.

La posición de Graupera es crucial, porque arrastra a un colectivo que critica con fiereza cómo se ha llevado a cabo el proceso soberanista. Con Graupera, defendiendo esas mismas tesis están Bernat Dedéu y Enric Vila, columnistas en medios soberanistas y presentes en diversas tertulias que reprochan a Carles Puigdemont y a Oriol Junqueras que no declararan la independencia el mismo 1 de octubre, después del referéndum, o el día 3, cuando se organizó el llamado “paro de país”.

Unir el voto independentista

Graupera ha organizado una conferencia para defender ese proyecto que se centrará, por el momento, en Barcelona y en las elecciones a la alcaldía. Por ahora no tiene espacio, porque el elegido, en el paraninfo de la Universidad de Barcelona, se ha quedado corto. Hay más de 3.500 inscritos, dato desmesurado para este tipo de actos y se busca un nuevo escenario. “Una propuesta para Barcelona”, se titula el acto, para el 20 de marzo. El objetivo es unir “todo el voto independentista”, pero el que está dispuesto a cruzar los límites, el que cree en ese proyecto y no en un uso instrumental para poder negociar una mejora del autogobierno, como se entiende que quiso hacer Artur Mas a partir de la Diada de 2012.

Se trata de jóvenes que han crecido al calor del pujolismo. Graupera fue uno de los talentos que el pujolismo supo escoger, con columnas de opinión en el diario Avui, y, más tarde, en La Vanguardia. Pero Graupera, en el último año, ha ido adoptando una posición más libre, y dejó de colaborar en los medios del Grupo Godó. Escribe en El Nacional, que dirige José Antich, y quiere liderar una corriente del independentismo que no tenga ataduras con los partidos, y sepa revolucionar el mapa político catalán.

El precedente del Ateneu

Sin embargo, algunas experiencias de otros independentistas liberales no auguran grandes apoyos ciudadanos. Bernat Dedéu lideró una candidatura en las elecciones al Ateneu barcelonés, junto con otros nombres como Anna Punsoda, Marina Porras, Joan Safont y el mismo Enric Vila, todos ellos colaboradores en la sección cultural de El Nacional. Ganó la candidatura de Jordi Casassas, pero lograron agitar el debate y fomentaron que la movilización en el Ateneu fuera histórica, con un 42% de participación.

Jordi Graupera, por ahora, sondea el ambiente. En el vídeo que ha preparado para la conferencia el objetivo se vislumbra claro: hacer de Barcelona “la capital de la libertad”, en una Europa “descentralizada”; y asegura que hay medio millón de barceloneses que votan por la “capital”, mientras la alcaldesa, Ada Colau, lo es con sólo 170.000 votos.

¿Hay agua fuera de los partidos, con nuevos candidatos y movimientos? Graupera busca el independentismo “sin complejos” y con un claro acento liberal. Es la esperanza de una nueva generación, que entiende que la política catalana ya no debe estar condicionada a lo que supuso la transición. Otra cosa será si Graupera concita el interés de alguna candidatura independentista, que lo haga cabeza de cartel. 

¿Quiere hacer un comentario?