Menú Buscar
Manifestantes durante la huelga independentista del 21 de febrero en Cataluña / TWITTER

La huelga independentista 'pincha' y deja catorce mossos heridos y cuatro detenidos

El paro de país contra el juicio del 'procés' fracasa en su intento de detener la economía en Cataluña y se salda con cortes esporádicos de carreteras y choques con los Mossos

21.02.2019 12:45 h.
5 min

La huelga independentista en Cataluña contra el juicio del procés está consiguiendo un raquítico apoyo. El llamado paro de país convocado por la minúscula Intersindical-CSC y con el apoyo de las entidades pseudociviles --y la colaboración del Govern con generosos servicios mínimos-- no ha detenido la economía y ha dejado solo esporádicos cortes de carretera y choques con los Mossos d'Esquadra, que se han saldado con siete agentes heridos y tres detenidos.

La protesta se ha iniciado de madrugada con bloqueos, físicos o con barricadas de neumáticos ardiendo u objetos, en una veintena de carreteras. Los más graves se han producido en la C-17 en Gurb (Barcelona), donde ha habido cargas policiales, y en varios puntos de la autopista AP-7, donde también se ha producido una intervención de la policía autonómica para desalojar la vía. En paralelo, los radicales tratado de taponar varios puntos de Barcelona, el puerto de Tarragona y la estación de autobuses de Lleida, pero las barricadas se han levantado a las pocas horas de manera voluntaria o por la actuación de los Mossos

Actividad normal

El tejido productivo apenas se ha visto afectado por el paro independentista. Mercabarna ha abierto con normalidad, con ligeros descensos de ventas, ya que los mayoristas habían comprado con anterioridad por temor a los cortes de carretera de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR). El comercio minorista no ha cerrado o lo ha hecho de forma anecdótica (5% en Lleida). El transporte público ha funcionado con normalidad, con unos servicios mínimos del 80%, salvo en algunas línea del Metro de Barcelona, donde ha habido un seguimiento un poco mayor.

 

Corte de la autopista A-2 en Tàrrega (Lleida) / TWITTER

Corte de la autopista A-2 en Tàrrega (Lleida) / TWITTER

Donde sí se ha notado la movilización separatista ha sido en las universidades públicas, donde la interrupción de clases y actividad la ha secundado cerca del 80% del alumnado. No obstante, los centros ya habían anunciado que facilitarían la movilización, aplazando los exámenes y la actividad docente no urgente. Ustec, sindicato mayoritario --y convocante-- ha hablado de "un seguimiento mayor que la última huelga de estas características", el paro de país del 8 de noviembre de 2017. Finalmente, ha admitido un 50% de apoyo. En cambio, en la red sanitaria pública el seguimiento apenas ha llegado al 10% en las zonas más independentistas, como las comarcas del Empordà.

Siete mossos heridos

Los estudiantes han protagonizado una manifestación a mediodía en Barcelona y varias ciudades de Cataluña. En la capital catalana, radicales encapuchados han atacado la sede de Comisiones Obreras (CCOO) y han protagonizado otros actos vandálicos. Ha sido uno de los actos violentos de la jornada, que también ha visto un intento de atropello de un CDR en un corte en la Ciudad Condal.

Según ha informado el Departamento de Interior, siete efectivos de los Mossos d'Esquadra también han resultado heridos en el desalojo de la autopista AP-7 en Sant Julià de Ramis (Girona). Asimismo, un cámara de TV3 ha sufrido contusiones en la cabeza por lanzamiento de pierdas en Gurb (Barcelona), donde la policía autonómica también ha cargado para desbloquear la autovía. A mediodía, permanecían cortadas siete vías. La más importante, la C-16 a la altura de Berga (Barcelona), por una virulenta quema de neumáticos en la calzada.

Normalidad comercial

Los ejes comerciales turísticos de Barcelona, representados en la asociación Barcelona Oberta, están viviendo una jornada de huelga general de "absoluta normalidad" en cuanto a aperturas, ya que, a excepción de algunos locales, en este sector no se ha secundado el paro.

El presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jané, ha señalado que "puede haber algún comercio que no haya abierto hoy por 'sentimiento'", pero que es "algo minoritario". Sí considera que la manifestación convocada este mediodía en la plaza Universidad ha podido afectar a los ejes comerciales cercanos, así como los cortes de movilidad que se han ido produciendo a lo largo de la mañana y que actúan como "efecto disuasorio para que la gente se acerque al centro". En general, no espera grandes afectaciones a lo largo de la jornada.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información