Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos agentes de la Guàrdia Urbana de Barcelona / AJUNTAMENT DE BARCELONA

Colau irrita a la Guardia Urbana al discriminar a su mayor sindicato

El Ayuntamiento de Barcelona deja fuera de las negociaciones del plan de igualdad y del calendario laboral de la policía municipal a los representantes del CSIF

3 min

Malestar entre los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona y el ayuntamiento de la ciudad. El consistorio que lidera Ada Colau ha bloqueado la participación de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), el sindicato mayoritario, en la creación de dos documentos que afectan directamente a la actividad y gestión del cuerpo: el Plan de Igualdad de Oportunidad y el calendario laboral para 2020. 

Los representantes sindicales aseguran que la actitud adoptada por Colau y su equipo para con CSIF "vulnera el derecho fundamental a la libertad sindical". En este sentido, han interpuesto varias demandas contra el Ayuntamiento de Barcelona donde exigen, entre otras cuestiones, la nulidad de algunas decisiones tomadas con respecto a la Guardia Urbana. 

"Excluidos"

Desde CSIF explican que el que es el tercer plan para la igualdad de oportunidades en la policía local de Barcelona fue aprobado el pasado diciembre sin que sus representantes estuvieran presentes. Fueron "excluidos" de la participación en la sesión, según su explicación de los hechos, a pesar de tener "un derecho indiscutible a ello".

El sindicato argumenta que dicha aprobación fue irregular al "no haber seguido los requisitos legales formales", por lo que solicita su anulación

Silencio administrativo

Otro de los procedimientos contencioso-administrativos presentados contra el Ayuntamiento de Barcelona está relacionado con el calendario laboral de la Guardia Urbana. Los sindicalistas mayoritarios en el consistorio denuncian que la planificación no pasó por una "negociación colectiva" para ser aprobado.

Es más, aseguran que "el consistorio optó por el silencio administrativo como respuesta a las peticiones de participación de CSIF" y piden, consecuentemente, su derogación.

Problemas de conciliación

Los representantes laborales aseguran que el calendario actual "está comportando una serie de problemas de conciliación familiar" para "muchos" agentes de la Guardia Urbana, a lo que se le suma una restricción agregada mediante un procedimiento organizativo en el nuevo calendario. Este punto detalla que los agentes no podrán trabajar más de 8 días consecutivos, lo que "supone una limitación de derechos del trabajador", según CSIF, ya que "restringe la capacidad de realizar permutas de fiestas". 

El reglamento de calendario 2020 incluye un salvoconducto que permitiría trabajar más de ocho jornadas seguidas, pero para ello debe pedirse una autorización especial a la Prefectura de la Guardia Urbana. Este procedimiento "no contribuye de forma real y efectiva al desarrollo del ejercicio del derecho de conciliación familiar", alega el sindicato, ya que está sujeto "a la valoración y decisión subjetiva del alto mando sobre aspectos objetivos y personalísimos del trabajador".

Destacadas en Política