Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Alejandro Fernández (PP) comparte su opinión en las instalaciones de Crónica Global / LENA PRIETO

Fernández: "El PP siempre sobrevive"

El presidente del PPC asegura que en las municipales van a "recuperar algo importante" que habían perdido en anteriores contiendas electorales, "que es la utilidad"

5 min

Optimista respecto al futuro, tanto del PP como de su implicación política, el presidente de los populares catalanes, Alejandro Fernández, afirma a Crónica Global que su partido, a pesar de sus defectos, siempre sobrevive porque tiene "una mala salud de hierro". Y está convencido de que, en las municipales, el PPC recuperará la llave en muchos ayuntamientos.

--Pregunta: De cara a las elecciones municipales de 2023, ¿es posible la recuperación del PP en Cataluña?

--Respuesta: Después de cinco años de resultados electorales adversos hemos recuperado el liderazgo en toda España. El PP catalán es muy sensible a los apoyos que tenemos en el conjunto de España. Si se celebraran hoy elecciones en Cataluña, el resultado sería radicalmente distinto, igual que si se celebraran elecciones generales. En estos meses ha habido un cambio muy importante en la percepción del PP y en el desgaste del PSOE. Eso en Cataluña se va a traducir en una recuperación a nivel municipal. Pero evidentemente, no he venido aquí a tomar el pelo a nadie, no vamos a ganar por mayoría absoluta en los ayuntamientos catalanes. Pero sí vamos a recuperar algo importante que habíamos perdido en anteriores contiendas electorales, que es la utilidad. La percepción de que el PP es un partido que puede formar gobiernos en diferentes ayuntamientos. Y eso cambia radicalmente las cosas. Si tú tienes la llave en lugar de la CUP, la gente lo ve y eso se traduce en votos.

 

--Tras la marcha de Manuel Valls, ¿es posible un acuerdo entre Barcelona pel Canvi y PP?

--Desde el punto de vista orgánico e institucional no es viable porque la ley no lo permite. Pero ya en tiempos de Valls, el nivel de acuerdo en las votaciones con ese grupo político, en el que no olvidemos que estaba Ciudadanos, ha sido altísimo. La idea de una Barcelona abierta, cosmopolita, europea, que defendía Manuel Valls en campaña y que defendía el PP es la misma esencialmente. Seguirá, eso sí, una colaboración constante.

--Lo decía porque Eva Parera, miembro de Barcelona pel Canvi, formó parte de la lista del PP en las elecciones autonómicas. ¿Se puede articular algo parecido?

--Como no hay elecciones a la vista, no le puedo dar un titular al respecto. Lo cierto es que hay una excelente relación y una coincidencia programática enorme sobre Barcelona.

--¿Josep Bou será de nuevo cabeza de lista?

--Es que sería una falta de respeto para el propio Bou y para cualquier persona que aspire a ser candidato que yo, en calidad de presidente del PPC, me posicionara por alguien. Nuestro partido funciona por primarias, y en el otoño de 2022 activará sus mecanismos internos para elegir candidatos para todos los municipios.

--Se ha conjeturado sobre su continuidad al frente del PP catalán.

--Me aplico a mí mismo lo que he dicho de los candidatos a las municipales. Hay un congreso en el otoño de 2022 en el que nuestro partido celebrará primarias. Los afiliados decidirán. Quiero recordar que ni Pablo Casado ni yo tuvimos apoyo del aparato cuando nos presentamos como candidatos. Si yo hubiera esperado a que alguien me propusiera para candidato en Tarragona o Cataluña, aún estaría jugando al balonmano. Estoy muy, muy animado y convencido de que, a pesar de que el resultado electoral fue muy malo, la lucha por los derechos y las libertades de los catalanes y por la normalización política de la convivencia entre unos y otros merece más que nunca la pena. Estoy convencido de que el PP, a pesar de ese mal resultado puntual el 14F, ha vuelto a ser considerado el instrumento más útil para esos objetivos. El PP tiene sus defectos, no los voy a negar, pero tiene algunas virtudes. El PP siempre sobrevive, tiene una mala salud de hierro. Algunas cosas se ponen de moda y después desaparecen. Y el PP, con sus dificultades, ahí sigue y seguirá. Por lo que afronto con mucho optimismo el futuro, tanto de mi partido, como de mi implicación política que todo el mundo conoce y que es muy intensa.