Menú Buscar
Varios coches VTC en protesta en la calle Diagonal de Barcelona / CG

Facua rechaza fijar un tiempo de precontratación para los VTC

La influyente organización de consumidores se posiciona en la 'guerra del taxi' y apuesta por fijar una distancia mínima de 300 metros entre el usuario y el vehículo para poder contratarlo

29.01.2019 00:00 h.
6 min

Facua, una de las más influyentes organizaciones de consumidores y usuarios de España, se ha posicionado en contra del establecimiento de un tiempo mínimo de precontratación a los vehículos de alquiler con conductor (VTC) --como prevé la Generalitat de Cataluña y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB)-- y ha defendido que “la solución menos mala para el usuario” sería la de fijar una distancia mínima de 300 metros entre el usuario y el vehículo para poder contratarlo --como propone la Comunidad de Madrid y el ayuntamiento de la capital--.

La posición de Facua se acerca más a las demandas de los VTC --que rechazan de plano cualquier tiempo de precontratación-- que a las de los taxistas --quienes, por el contrario, consideran innegociable obligar a las VTC a cumplir un período de tiempo entre la solicitud del servicio y la llegada del coche-- en lo que se ha denominado la guerra del taxi.

Diferencias entre Cataluña y Madrid

La Generalitat tiene previsto aprobar este martes el decreto ley que exigirá a los VTC un período de precontratación de 15 minutos y habilitará a los entes locales aumentar ese tiempo. De hecho, el AMB ya ha anunciado su intención de incrementarlo hasta una hora. Esta propuesta --que no tiene parangón a nivel mundial-- ha sido del agrado de los taxistas de Barcelona que, ante este compromiso, el miércoles pasado decidieron levantar la huelga tras seis días de movilizaciones. En cambio, los VTC respondieron con amenazas de abandonar su servicio en Cataluña, además de anunciar demandas multimillonarias y denunciar que alrededor de 4.000 personas perderían su empleo.

En Madrid, la comunidad y el ayuntamiento han acordado optar por otra solución. La normativa autonómica establecerá que los VTC deberán estar a un mínimo de 300 metros del cliente (150 metros, si son eléctricos). Una distancia que los ayuntamientos podrán ampliar hasta 500 metros (250 para los eléctricos). En este caso, los taxistas se han mostrado en absoluto desacuerdo y ya suman nueve jornadas seguidas de protestas cada vez más intensas.

Poner el acento en el consumidor

En cualquier caso, Facua ha insistido en que la propuesta madrileña es “menos perjudicial para los consumidores” que la precontratación promovida por la Generalitat.

“La asociación comparte con los taxistas la necesidad de establecer un marco regulatorio que garantice la protección de la parte más débil del mercado frente a grandes empresas multinacionales, pero recuerda que dentro de la parte más débil están los consumidores, que no merecen ser tratados ni como rehenes ni como espectadores en la búsqueda de soluciones al conflicto entre taxis y VTC”, han señalado en un comunicado.

Participación de las asociaciones

Facua también ha criticado que las administraciones no hayan contado con las asociaciones de consumidores en las negociaciones que han mantenido o mantienen con los actores del sector.

Y, en esa línea, la entidad ha advertido de que “la regulación de estos servicios de transporte debe garantizar un marco de derechos de los pasajeros que en la actualidad resulta claramente insuficiente”.

Solidaridad con los taxistas

En relación a las reivindicaciones de los taxistas, la asociación de consumidores ha mostrado su “solidaridad con un sector que en los últimos años se ha encontrado ante un nuevo escenario de competencia que requiere del desarrollo de normas y marcos de diálogo que equilibren los intereses de todas las partes implicadas, que, en cualquier, caso no pueden reducirse a dos mediante un discurso simplista y poco solidario”.

Pero Facua también ha subrayado que el conflicto afecta a “los intereses de los propietarios de licencias de taxi, de licencias de VTC, los trabajadores de ambos sectores --si bien en el taxi la inmensa mayoría de licenciatarios son a la vez trabajadores--, las empresas que actúan de intermediarias en la prestación de servicios de VTC y taxis --Cabify, Uber, MyTaxi…-- y, por supuesto, los intereses de los usuarios de ambos servicios”.

Encuentro con entidades empresariales

Por otra parte, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, ha reunido este lunes a patronales y organizaciones empresariales que mostraron su preocupación por la normativa catalana sobre las VTC y les ha justificado la aplicación de los 15 minutos de precontratación para un servicio, a pesar de ser una fórmula inédita a nivel internacional.

Han participado en el encuentro los responsables del Puerto de Barcelona, el Aeropuerto de El Prat, Foment del Treball, Pimec, el Gremio de Restauración o Barcelona Comercio, entre otros. Todos ellos han mostrado su preocupación por el impacto económico sobre las VTC e incluso la gran patronal catalana ha solicitado al consejero que tramitara la norma como un proyecto de ley. Esto propiciaría un debate en el Parlament que, según Foment, sería muy positivo.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información