Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El secretario general de Units per Avançar, Ramón Espadaler, en el Parlament / LENA PRIETO

Espadaler ve la oficina de denuncia contra Mossos al servicio de la CUP

El diputado de PSC-Units y exconsejero de Interior cree que, de nuevo, el Govern debilita a la policía catalana y se rinde ante los antisistema para garantizar la aprobación de sus presupuestos

2 min

El secretario general de Units per Avançar y diputado de PSC-Units, Ramon Espadaler, ha arremetido duramente contra la Consejería de Interior por su intención de crear una oficina de denuncia contra los Mossos d'Esquadra tras la manifestación que los cuerpos policiales protagonizaron el pasado sábado para pedir respeto. Advierte el exconsejero de Interior que, de nuevo, el Govern se rinde ante la CUP con la finalidad de garantizar la aprobación de sus presupuestos.

Espadaler, exconsejero de Interior, ha precisado que la comisión de estudio sobre el nuevo modelo policial catalán aún no ha sido constituida, por tanto el Parlament "no está estudiando nada. Otra cosa es que la mayoría que apoya al Govern se pliegue, una vez más, a los designios de la CUP cuando se inicien los trabajos de la Comisión", en referencia a que este órgano parlamentario estará presidido por los antisistema.

Debilitar a los Mossos

Añade el dirigente de Units en su perfil de Twitter que el cuerpo de Mossos "está sometido a un riguroso control externo por parte de la unidad de Asuntos Internos, que no depende de la jefatura sino de la Dirección General de la Policía. Que nadie cuente con el Grupo Parlamentario de PSC y Units para debilitar la policía. Acabaremos mal si el Govern asume el dictado de la CUP en materia de seguridad y policía con el objetivo de que estos les voten los presupuestos".

Ha recordado que el sábado hubo una importante manifestación de Mossos y de policías locales para pedir respeto. La respuesta del Govern no se ha hecho esperar: estudiará creación de un órgano externo de fiscalización. He aquí el respeto del Govern a la policía: Buenas palabras, hechos en dirección opuesta".