Menú Buscar
Pablo Llarena, juez del Tribunal Supremo que instruye la 'macroacusa' contra el 'procés' / EFE

La Escuela Judicial denuncia el "acoso" independentista a su directora, la esposa de Llarena

El juez instructor de la causa contra el 'procés' y su mujer han recibido amenazas y coacciones por parte del secesionismo radical en los últimos días

4 min

El claustro de profesores de la Escuela Judicial ha denunciado la "coacción, intimidación y acoso" que sufre su directora, por su condición de esposa del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que instruye la causa judicial contra los promotores del proceso unilateral secesionista.

En un comunicado, el claustro de la Escuela Judicial muestra así su apoyo a la directora de esta institución judicial desde 2013, Gema Espinosa, después de que la Fiscalía Superior de Cataluña pidiese el pasado lunes medidas de protección personal para Llanera y su familia a raíz de un tuit en el que un internatua (@csaunede) daba detalles sobre ella, su puesto de trabajo y sobre dónde pasan los fines de semana, y la lanzaba una amenaza.

"La mujer del hijo de puta de Llarena es Gema Espinosa, directora de la Escuela Judicial en Vallvidrera (al lado del Observatorio Fabra). Vive en Sant Cugat (adonde viene el hdp los fines de semana). ¡¡¡¡Hay que difundirlo porque han de saber que no podrán ir por la calle a partir de ahora!!!!", señalaba el tuit.

Rechazo rotundo

Ante esta situación, el claustro de profesores de la Escuela Judicial, organismo dependiente del Consejo General del Poder Judicial con sede en Barcelona, se ha reunido en una sesión extraordinaria para mostrar su apoyo a la mujer de Llarena, que trabaja en esta institución desde 2006 y la preside desde 2013.

"Reconociendo la importancia de la libertad de expresión en un Estado de derecho como el nuestro, rechazamos rotundamente todas las acciones y actuaciones que entrañan una manifiesta coacción, intimidación y acoso hacia la directora y su familia", sostiene el comunicado.

Según el claustro de profesores, los mensajes contra la familia de Llarena, sin perjuicio de las responsabilidades penales que podrían deparar, "atentan contra el ejercicio de sus derechos y de las funciones que tiene encomendadas" en la Escuela Judicial.

"Voluntad y tesón"

En la nota, los profesores resaltan que la directora de la Escuela Judicial siempre ha destacado por "su voluntad y tesón" a la hora de lograr que la entidad, dedicada a la formación integral, especializada y de alta calidad para los integrantes de la carrera judicial, "participara y se integrara en la sociedad catalana y de Barcelona".

El claustro de profesores resalta que, en su labor de formación, han contado con la colaboración "activa y leal" de las instituciones y organismos de Cataluña, donde "siempre" se han sentido "integrados, apreciados y respetados".

Amenazas de Arran

Este mensaje de Twitter no es el único acoso al que se ha visto sometido Llarena y su familia en Cataluña, ya que Arran, organización juvenil violenta vinculada a la CUP, efectuó el pasado fin de semana pintadas en Das (Girona), donde el magistrado tiene un chalé, en el que le calificaba de "fascista" y le advertía de que los "Países Catalanes" serán su "infierno".

Tras estas pintadas, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pidió al Ministerio del Interior medidas para proteger a Llarena y a su familia, ya que las pintadas en Das "entrañan una manifiesta coacción sobre el magistrado y su familia que atentan contra el ejercicio de las funciones que tiene encomendadas como miembro y servidor del Poder Judicial".

Llarena fue magistrado de la Audiencia de Barcelona desde 1998 y presidió esta instancia judicial entre 2011 y 2016, antes de pasar al Tribunal Supremo.