Menú Buscar
Fachada del Decathlon de Sant Pere de Ribes / DECATHLON

Decathlon frena inversiones por la situación en Cataluña

La alcaldesa de Sant Pere de Ribes confirma que la compañía francesa ha retirado el proyecto millonario en su localidad

25.01.2018 12:38 h.
3 min

Decathlon ha arrojado definitivamente la toalla en sus planes de expansión en la localidad de Sant Pere de Ribes (Barcelona). Su intención de construir un parque deportivo en el municipio ha pasado a mejor vida. La alcaldesa, Abigaíl Garrido (PSC), ha explicado que la decisión de la compañía francesa se debe a “la situación de incertidumbre en Cataluña” y a “un cambio en la línea de la empresa”.

El proyecto de crear un gran centro temático de Decathlon preveía una inversión de más de diez millones de euros en una superficie de titularidad pública de unas diez hectáreas. Se creaban por ello 200 puestos de trabajo gracias a la tienda de 8.000 metros cuadrados que se había diseñado en el recinto.

Cinco años para nada

Garrido apunta a que la multinacional anunció la decisión “hace unos días”. Ahora sólo alquilarán espacios destinados a la actividad comercial. El proyecto deportivo no avanzará por los últimos acontecimientos que se ha generado en Cataluña por el órdago soberanista. “Lamentamos mucho esta situación, hemos dedicado cinco años a un proyecto que vino de la mano de Decathlon y hemos luchado muchísimo”, ha explicado la alcaldesa socialista.

Decathlon no se ha pronunciado sobre la decisión. Ni de que ha renunciado al proyecto ni si plantea una nueva ubicación para el mismo. Se ha especulado de un interés en trasladarlo al polígono industrial de la Masía d'en Barreras de Vilanova i la Geltrú, una opción que ha cobrado fuerza estos últimos días en los círculos empresariales de la comarca.

Viejas heridas

El abandono ahora de la iniciativa también ha reavivado las tensiones entre el gobierno del PSC y algunos grupos de la oposición sobre las gestiones que se hicieron para atraer a la multinacional francesa al municipio. El año pasado se decidió trasladar la ubicación del edificio definitivo de un instituto de secuandaria para poder ubicar las nuevas instalaciones de Decathlon.